Actualizado 31/05/2007 19:37 CET

Economía/Motor.- (Ampliación) Proton entra en 'números rojos' y rompe negociaciones con Volkswagen

KUALA LUMPUR, 31 May. (EP/AP) -

El fabricante malayo de automóviles Proton registró unas pérdidas netas de 591,4 millones de ringgit (123 millones de euros, al cambio actual) durante el pasado ejercicio fiscal 2006-2007 (del 1 de abril de 2006 al 31 de marzo de 2007), en comparación con el beneficio neto de 46,7 millones de ringgit (9,8 millones de euros) obtenido en el año fiscal precedente.

La cifra de negocio de la empresa estatal malaya se redujo un 37% durante el pasado año fiscal, hasta 4.920 millones de ringgit (1.000 millones de euros). Sin embargo, la multinacional indicó que durante este año lanzará nuevos modelos que ayudarán a mejorar sus resultados el próximo año fiscal.

En el último último trimestre del ejercicio fiscal 2006-2007 (del 1 de enero al 31 de marzo) la compañía registró unas pérdidas netas de 913.000 ringgit (190.500 euros), en comparación con los 126,9 millones de ringgit (26 millones de euros) de beneficio que logró en el mismo periodo del año anterior. Se trata del cuarto trimestre consecutivo de 'números rojos'.

ADIOS A VOLKSWAGEN.

Por otro lado, el primer ministro de Malasia, Adullah Ahmad Badawi, indicó que las negociaciones para una posible venta de la empresa, participada en un 43% por el Estado malayo, con el consorcio automovilístico alemán Volkswagen han finalizado sin éxito.

Ahmad explicó que la multinacional con sede en Wolfsburg "no está interesada" en la adquisición de una parte o de la totalidad de la compañía asiática, que se encuentra en un difícil situación económica.

En este sentido, el primer ministro malayo señaló que ante cese las negociaciones con Volkswagen, ha comunicado a la empresa automovilística estatal que inicie las conversaciones con otros compradores potenciales, uno de los cuales es General Motors, así como otras firmas locales.

ANTECEDENTE CON PSA.

El fin de las negociaciones para una eventual compra por parte de la multinacional que preside Martin Winterkorn se suma al rechazo anunciado por el consorcio francés PSA Peugeot-Citroën, anunciado el pasado 5 de marzo.

La multinacional gala indicó que, tras realizar un estudio en profundidad del contexto automovilístico y de las condiciones económicas de producción en la posible colaboración con Proton, concluyó que no se daban las condiciones adecuadas para llevar a cabo este proyecto.

Europa Press Comunicados Empresas