Actualizado 08/02/2007 20:29 CET

Economía/Pesca.- Espinosa niega que España se plegara a los intereses de Francia en la campaña experimental de la anchoa

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, negó hoy en el Congreso de los Diputados que España se haya plegado a los intereses de Francia al suscribir el acuerdo de la UE que permite pescar anchoa en el Golfo de Vizcaya dentro de una campaña experimental en la que se podrán comercializar las capturas.

"España no se ha plegado en ningún momento a los intereses de Francia", aseguró Espinosa ante la Comisión de Agricultura y Pesca de la Cámara Baja, después de que el diputado del PP Joaquín García Díez la acusara de ceder a los intereses del país vecino "sin que sepamos por qué".

El portavoz 'popular' en materia de Pesca pedió explicaciones a Espinosa por desatender, a su parecer, los intereses de la flota del Cantábrico al apoyar un levantamiento encubierto de la veda de la anchoa que beneficia a los pescadores galos bajo la excusa de una campaña experimental.

Según Espinosa, España ha cosechado un "gran éxito" en las negociaciones para sellar el acuerdo de la UE por el que se cierra la pesquería hasta junio pero se permite la pesca experimental con uso comercial entre el 15 de abril y el 15 de junio por parte de 20 barcos españoles y ocho franceses.

"El único objetivo" de la campaña experimental es evaluar la situación de los recursos en el Golfo de Vizcaya y la Comisión Europea puede suspenderla en cualquier momento a la luz de los resultados que arroje, ya que tanto España como Francia enviarán informes de capturas cada 15 días, sostuvo la ministra.

Subrayó además que la campaña se llevará a cabo bajo un control sin precedentes por parte de autoridades de la Comisión Europea, y que los buques llevarán observadores científicos, si bien reconoció que se trata de una medida de carácter excepcional que se toma en muy contadas ocasiones.

Espinosa incidió también en que el Gobierno solicitará al Comité Científico y Técnico europeo de la Pesca (STECF) que no se puedan vender las capturas de esta campaña experimental, tal y como ha pedido el sector pesquero, aunque darles salida comercial sea una una práctica habitual en la UE.

Por su parte, los diputados del PP y de los grupos nacionalistas trasladaron a Espinosa el malestar de los pescadores del Cantábrico, que ven la campaña como una concesión Francia que contradice las recomendaciones de los científicos, pero se vale, paradójicamente, de la necesidad de más información sobre el estado de los recursos para permitir que se vendan las capturas.

PP: "JAPON HACE IGUAL CON LAS BALLENAS"

El parlamentario 'popular' sostuvo que "Japón también llama pesca experimental a lo que hace con las ballenas", al tiempo que advirtió de la gran capacidad extractiva de los ocho barcos pelágicos franceses que participarán en la campaña. "No tiene ningún sentido", se lamentó.

El diputado nacionalista vasco Iñaki Txueca también se preguntó por qué en una campaña científica no hay límite de capturas y además se pueden vender. Para él, se trata de una práctica "fraudulenta" que beneficiará a la "depredadora" flota de Francia. "Le digo yo por dónde se va a pasar el ministro francés el informe no vinculante del comité científico", le espetó a la ministra.

En la misma línea, Josep Maldonado (CiU) y Olaia Fernández (BNG) tacharon la interpretación de Espinosa sobre el acuerdo de "excesivamente triunfalista" al asegurar que el resultado sobre la negociación sobre los Totales Admisibles de Captura (TACs) y cuotas para 2007 "ha sido un éxito para España".

En defensa de la tesis de la titular de Agricultura, Pesca y Alimentación, el parlamentario socialista Ceferino Díaz expresó su sorpresa por que el debate se centrara en la campaña de la anchoa, cuando las negociaciones de España en la UE han dado "globalmente un buen resultado".

Europa Press Comunicados Empresas