Economía/Pesca.- Marruecos quiere otorgar licencias de pesca a operadores privados al margen de su acuerdo con la UE

Actualizado 02/02/2006 21:29:42 CET

BRUSELAS, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La UE estudia la pretensión de Marruecos de otorgar licencias de pesca a operadores privados al margen del acuerdo pesquero que alcanzaron las dos partes el pasado mes de agosto, para asegurarse de que esta posibilidad no reste opciones de captura a las embarcaciones europeas y que no beneficie únicamente a las los barcos rusos que también pescan en caladeros marroquíes.

Este es uno de los aspectos de carácter técnico que analizaron hoy expertos de los 25 sobre las disposiciones que todavía quedan por cerrar antes de que el acuerdo pesquero. Finalmente entrará en vigor el 1 de mayo, tres meses después de lo inicialmente previsto debido a cuestiones de ratificación del acuerdo.

La idea del Gobierno de Marruecos es abrir sus caladeros a barcos que no se contemplan en el acuerdo con la UE y que serían elegidos por medio de un concurso público, en base al cual Rabat elegiría a los operadores privados que obtendrían permiso para pescar en sus aguas. Esta decisión no se tomaría hasta mitad de 2006, después de que en mayo entre en vigencia el acuerdo pesquero con la UE.

Según propone Rabat, esta opción se daría únicamente en la pesca de especies pelágicas, como anchoas o arenque, cuya pesca es de tipo tradicional y para la que se fijaron 20 embarcaciones europeas en virtud de un acuerdo del que el pais mas beneficiado será España, a quien le correspondieron 95 de las 119 licencias de pesca que contempla el acuerdo con Marruecos.

Según las fuentes, la Comisión Europea sólo estaría abierta a la posibilidad de otorgar licencias privadas temporales en el caso de que se permitiera la pesca para todas las especies que contempla el acuerdo, no solo los pelágicos. Además, apuntó que también es necesario que exista una base jurídica en el acuerdo sobre esta posibilidad y consideró que esta oferta adicional al sector privado también debería ser accesible a los operadores europeos.

España no intervino en un debate en el que Portugal expresó sus dudas sobre si este mecanismo no comportará un riesgo de competicion artifcial entre los operadores comunitarios del que se beneficiaria Marruecos y si con tantas licencias de pesca la UE no correría el reiesgo de no poder despachar todo el pescado y que se produjera una bajada de su precio. Italia, por su parte, se preguntó si Rabat no venderá las licencias al mejor postor entre aspirantes rusos y comunitarios.

En otro orden de cosas, los representantes de los 25 Estados miembros analizaron otro aspecto técnico del acuerdo relativo a la talla que se requiere para las mallas de redes, que es de 40 mm en el acuerdo a diferencia de las de 16 mm que utilizan los barcos de la UE, algo que la Comisión dijo que mencionará en próximas reuniones técnicas.

Europa Press Comunicados Empresas