Economía.- El Principado de Asturias detecta dos vacas con la enfermedad de la lengua azul y que proceden de Alemania

Actualizado 26/11/2007 21:27:05 CET

Las reses entraron en la región junto a otras 33, que de momento han dado negativo en los análisis serológicos realizados

OVIEDO, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, a través de la Dirección General de Ganadería, ha detectado la enfermedad de la lengua azul en dos vacas que llegaron de Alemania hace quince días, según informaron fuentes del Principado a través de una nota de prensa recogida por Europa Press.

Una de las reses ha sido ya sacrificada y la otra será incinerada mañana. Las vacas entraron en la región junto a una partida de otras 33 reses, que de momento han dado negativo en los análisis serológicos realizados.

Pese a estos casos, que se localizaron en una explotación del Oriente de Asturias, la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural descarta de momento la declaración de "foco" porque los exámenes han confirmado que las vacas ya vinieron enfermas de Alemania, se aislaron y no han estado en contacto con otras explotaciones de la región.

Estos casos de lengua azul se detectaron tras realizar los habituales controles serológicos a los que se someten los animales procedentes de movimientos intracomunitarios para corroborar, al margen del certificado veterinario, su estado de salud. En esos exámenes se realizó el test de anticuerpos al virus de la lengua azul y del total de la explotación procedente de Alemania, formada por 35 reses, los resultados constataron la posible infección en dos de ellas.

Tras realizar otra toma de muestras de sangre, la enfermedad fue confirmada. El resto de la explotación se ha sometido a más exámenes, cuyos resultados han dado de momento negativo.

La Dirección General de Ganadería tiene en marcha el protocolo habitual en estos casos, que incluye el aislamiento de la explotación afectada y los trabajos de desinsectación, ya que esta enfermedad se transmite por mosquito. "Con los datos actuales no es necesaria la declaración de foco ya que el lote de ganado vino enfermo de fuera y ha permanecido aislado.

Estamos realizando los estudios necesarios para confirmar que el virus no se ha transmitido a otras explotaciones de la comunidad autónoma", confirmó el director general de Ganadería, Enrique Rodríguez Nuño. El responsable regional hizo además un llamamiento de tranquilidad a los ganaderos.

"Aunque no hay una población estable de mosquitos en esta época del año, hemos tomado todas las medidas para confirmar que no ha habido transmisión del virus y, por ello, se han sometido las explotaciones a las medidas de restricción de movimientos y a una desinsectación de todas las granjas para minimizar riesgos", concluyó Nuño.

La enfermedad de la lengua azul no afecta a la población humana ni por contacto ni por consumo de alimentos. En Asturias, todos los animales procedentes de otros países son siempre sometidos a estos controles serológicos con el fin de detectar la enfermedad en su fase inicial y, por tanto, poder tomar las medidas adecuadas que eviten la aparición de un foco en la comunidad autónoma.

Europa Press Comunicados Empresas