Orange reitera su plan de inversión en fibra y afirma que la propuesta de la CNMC les anima a hacerlo

Actualizado 26/01/2015 12:44:21 CET
El director de regulación de Orange, Julio Gómez
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El director de regulación de Orange, Julio Gómez, ha reiterado este lunes su plan de inversión en fibra, que incluye el objetivo de alcanzar 10 millones de hogares con esta tecnología de nueva generación en 2017, y aclara que la regulación que propone la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), lejos de desincentivar, les anima y les da una perspectiva "más clara" para hacerlo.

   "Los remedios que impone el regulador lo que hace es incentivar la inversión de todos los operadores. Sin esta regulación, sólo invertiría el incumbente, los demás moriríamos y se volvería a un monopolio", ha subrayado el directivo.

   Para Gómez, la propuesta de regulación de la CNMC va en la "buena dirección", si bien hay puntos que se deben mejorar como incluir una solución para replicar el producto de fibra a 10 megas por segundo.

   Asimismo, el directivo pide que se alargue el tiempo de transición hasta la regulación de las zonas de competencia, en donde se eliminan las obligaciones a Telefónica, y se revise los precio de las ofertas reguladas para adaptarlos a la situación de mercado.

   El directivo ha recordado que Orange acumula una inversión de 15.000 millones de euros en España, ha creado 25.000 empleos, entre director e indirectos en el país, y, solo en 4G, tiene previsto inversiones de hasta 1.500 millones de euros.

TELEFÓNICA CONTRARIA A LA PROPUESTA.

   La CNMC ha propuesto obligar a Telefónica a abrir su red de fibra a sus rivales, con unos precios fijados con un test de replicabilidad económica, excepto en nueve municipios --Madrid, Barcelona, Alcalá de Henares, Badalona, Coslada, Móstoles, Málaga, Sevilla y Valencia-- que representan el 16% de la población y en donde al menos hay tres operadores con despliegues simultáneos en redes de nueva generación ultrarrápida (ya sea fibra o cable). Esta regulación afectará al mercado de acceso directo y se hará a través del VULA (acceso virtual a la fibra óptica).

   Además, en lo que se refiere al acceso indirecto, se distinguen dos zonas: la competitiva, formada por 606 centrales y el resto. Para las zonas competitivas, la CNMC propone eliminar las obligaciones, tanto sobre la red de cobre como de fibra, aunque estaría disponible de forma transitoria durante un año un servicio de acceso indirecto NEBA sobre fibra sin la limitación de los 30 megas. Para las zonas no competitivas, la CNMC mantendría la oferta mayorista NEBA sin el límite de los 30 megas.

   Esta propuesta se ha encontrado de momento con claros detractores, como Telefónica, que advirtió que la propuesta desincentiva la inversión en redes de nueva generación y pidió una rectificación de la misma, y partidarios, como Vodafone, que la calificó de "razonable, equilibrada, sensata, basada en datos empíricos" y aseguró va en la "buena dirección".

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas