Actualizado 28/12/2015 08:49 CET

Los españoles suspenden en educación económica

Engranaje
PIXABAY

MADRID, 28 Dic. (EDIZIONES) -

España está poco educada desde el punto de vista económico: así lo considera el 94% de la población, según refleja un estudio sobre la habilidad económica de los españoles desarrollado por Infova.

En este informe, los encuestados han tenido que responder a cuestiones como su posición económica actual, cómo ha influido la formación que recibieron sus padres en este aspecto y la forma en que están educando en ese ámbito a la siguiente generación.

El estudio se centra en investigar la forma de pensar de los sujetos más hábiles en materia económica y los más ineficaces en este sentido. "Solo un 6% considera que estamos bien educados en formación económica, entendiendo esta como aquella que nos instruye en los procesos de mercado, de la creación de riqueza y en la capacidad para generar dinero", asegura Gonzalo Martínez de Miguel, director de Infova.

En comparación con otro países, esta valoración es aún más negativa. Solo un 2% de los entrevistados afirma que España cuenta con una mejor educación para ganar dinero que otras naciones de Europa. En cambio, un 68% afirma que está peor.

"Los entrevistados no saben cómo están formados económicamente en Francia, Inglaterra, Alemania o Estados Unidos, pero sospechan que se encuentran más preparados que los españoles", recalca Martínez de Miguel.

La principal consecuencia de este escaso conocimiento financiero deriva de los valores que se han inculcado en lo relativo a esta materia. Desde esta asociación sostienen que la población española está más educada para trabajar que para ganar dinero.

"AHORRA LO QUE PUEDAS"

Respecto a la educación que se recibe en los hogares, es informe también se centró en conocer las advertencias que la población española recibe por parte de las familias.

De todas las respuestas, el consejo más recordado de entre todos los entrevistados es: "ahorra lo que puedas, sé prudente" y "guarda para cuando no haya".

En contraposición se encuentran recomendaciones como "arriesga, inténtalo, invierte, gana dinero", que son algunas de las sugerencias que reconocen haber recibido el 12% de la muestra. Dato que asciende al 27% entre los que han sabido generar y desciende al 7% entre los que han sido menos hábiles desde el punto de vista económico.

CAMBIO EN LOS HÁBITOS

Los encuestados coinciden en el cambio de conducta con sus hijos. El 86% de los entrevistados afirma que está otorgando suficiente atención a ese aspecto en contraposición a un 14% que confiesa prestarle poca o ninguna importancia a este tipo de educación.

De este modo, el 29% reconoce que su mayor consejo para las generaciones futuras es que trabajen duro y mucho. Por debajo se posicionan aquellos padres que estiman conveniente concienciar a sus hijos para que ahorren.

La formación, la honradez o la perseverancia son los valores que menos se inculcan en el ámbito familiar, con un 13%, 12%% y un 7%, respectivamente.

En último lugar, la importancia de interiorizar en los niños el valor de dedicarse a algo que les apasione y en lo que puedan demostrar su talento, solamente lo llevan a cabo el 6% de los encuestados.

"Seguimos formando a nuestros hijos para que trabajen y ahorren más que para que ganen negocios, inviertan o monten empresas. Creemos que es importante desarrollar la inteligencia económica de las personas", constata Martínez de Miguel.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas