Actualizado 30/05/2012 23:16 CET

El FROB buscará en los mercados el dinero para recapitalizar Bankia

MADRID, 30 May. (OTR/PRESS) -

La fórmula que baraja el Gobierno para recapitalizar Bankia pasa por que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) busque financiación en los mercados internacionales para, posteriormente, inyectar el capital necesario en la entidad. Así lo ha explicado este miércoles el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, que además ha admitido que le parece "inaceptable" la indemnización de casi 14 millones de euros prevista para Aurelio Izquierdo, exdirectivo de Bancaja, entidad accionista de BFA-Bankia.

Tras recordar la nacionalización de BFA-Bankia y la sustitución de su presidente y de todo el consejo de administración, De Guindos ha afirmado en el Pleno de la Cámara Baja que "el Estado inyectará a través del FROB el capital necesario para garantizar su viabilidad, que es imprescindible para salvaguardar la estabilidad del sistema financiero y los depósitos de los clientes".

Así, ha subrayado que "una vez se transformen las participaciones preferentes (del Estado en la entidad) BFA será una entidad del Estado y de todos los españoles" y que el objetivo del Gobierno será "recuperar en el futuro el capital invertido y obtener rentabilidad".

"Después, el grupo será una de las entidades más solventes y saneadas para poder aprovechar todo su potencial de rentabilidad y crecimiento. Con esta actuación se está haciendo frente a la mayor parte del problema del sistema español", ha insistido.

Durante un receso en el Pleno del Congreso, De Guindos ha confirmado a los medios los datos avanzados por su departamento sobre que la recapitalización de Bankia se hará a través del Tesoro y no con la ayuda del Banco Central Europeo (BCE).

"El mecanismo (que se utilizará) es el habitual que se ha empleado ya con las inyecciones del FROB anteriores: emisiones del FROB que se hacen en los mercados de capitales y que, posteriormente a medida que se requiere, se va inyectando", ha puntualizado el ministro, destacando además que el auditor "ya ha firmado las cuentas" de Bankia de 2011, lo que "es un elemento adicional de seguridad".

ESTABILIZAR EL SECTOR

En esta línea, el titular de Economía ha subrayado que "la obligación del Gobierno es estabilizar la situación del sistema financiero español", lo que pasa indefectiblemente por Bankia.

No obstante, ha recalcado que "no es un caso único", sino que ha estado precedido por otras intervenciones en CatalunyaCaixa, la CAM, Caja Castilla-La Mancha, Caja Sur, Unimm, Banco de Valencia y Novacaixagalicia. "Bankia lo único es que es la entidad más grande", ha señalado.

De hecho, el ministro ha defendido que "saneando Bankia se está dando el paso más sustancial para resolver las dudas existentes sobre la solvencia del sistema financiero español", un paso imprescindible para recuperar el crédito y, con él, el crecimiento económico y la posibilidad de generar empleo.

Según ha explicado De Guindos, para el Gobierno es fundamental sanear la entidad con "responsabilidad" y también con "transparencia", motivo por el que se ha contratado "aplicando estrictamente la Ley de Contratos" a dos evaluadores independientes que se encargarán de valorar la cartera global del crédito del sistema. En este sentido, De Guindos no ha podido precisar el coste de esta contratación, que pagará el Banco de España.

Para completar estos trabajos, también se harán auditorías independientes de las carteras individuales de cada entidad y, además, a mediados de junio, el Fondo Monetario Internacional (FMI) hará público su informe sobre el sector.

"Ahí tendremos toda la información, toda la transparencia y pondremos toda la luz sobre las consecuencias de la crisis financiera en los balances de los bancos", ha dicho, haciendo así referencia a la negativa del Gobierno a que haya comisión de investigación en el Congreso, ni sobre Bankia ni sobre el resto del sector.

DEBILIDADES EN UN "NÚMERO LIMITADO DE ENTIDADES"

No obstante, para avalar sus palabras, el ministro ha citado el informe del FMI, en cuyas conclusiones preliminares reconocía que el 70% del sistema financiero está "en condiciones de soportar escenarios fuertemente estresados" y que las debilidades se concentran en un "número limitado de entidades".

Entre ellas, las que ya han sido intervenidas y Bankia que es, sin duda, la más importante por tratarse de la entidad "con una exposición al sector inmobiliario mayor que la media del sistema, con una cartera crediticia de menor calidad y (con debilidades) sistémicas por su tamaño".

En cualquier caso, De Guindos ha rechazado que la situación de BFA-Bankia se pueda "extrapolar al conjunto del sistema" y ha subrayado que "está meridianamente claro que es un caso específico" que se verá solventado con la aplicación de las dos últimas reformas financieras, que requieren "un esfuerzo en provisiones y capital muy superior" para Bankia.

"La obligación del Gobierno es estabilizar la situación de forma responsable y también introducir todo tipo de transparencia en el proceso. Por eso, la información que se ha dado sobre Bankia es exhaustiva y está disponible para todos", ha dicho, reiterando que "el Gobierno quiere luz y taquígrafos en todas las actuaciones en las que haya dinero público".

Europa Press Comunicados Empresas