Indra ganó un 5,6% menos por menores atípicos, pero aumentó ingresos, Ebitda, contratación y cartera

Fernando Abril - Martorell, presidente de Indra
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 28/02/2019 18:16:46 CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La compañía de tecnología y consultoría Indra obtuvo un beneficio neto de 120 millones de euros en 2018, un 5,6% menos que los 127 millones de euros de 2017 debido a menores atípicos, mientras que registró incrementos de los ingresos, la contratación, la cartera y el resultado bruto de explotación (Ebitda) y cumple objetivos.

Los contratación neta alcanzó los 3.437 millones de euros en el conjunto del pasado ejercicio, lo que supone un 5,8% más que los 3.248 millones de euros que ingresó en 2017, aunque en moneda local la subida fue del 9,1%.

Por su parte, los ingresos aumentaron un 3,1% en términos reportados y un 5,8% en moneda local, hasta los 3.104 millones de euros, principalmente por la aportación de las adquisiciones, así como por el propio crecimiento orgánico de la compañía.

El valor de la cartera de pedidos de Indra si situó al cierre de 2018 en los 4.066 millones de euros, lo que supone un 12,5% más en comparación con los 3.612 millones de euros de finales de 2017.

Por su parte, el Ebitda de Indra en 2018 alcanzó los 293 millones de euros, un 10,1% más en términos reportados y un 11,2% más moneda local, lo que ha permitido a la empresa registrar una expansión del margen de Ebitda hasta el 9,4%, frente al 8,8% de 2017. El beneficio neto se vio afectado por el menor ingreso extraordinario en impuestos con respecto a 2017 por Brasil, cerca de 20 millones de euros.

En el cuarto trimestre del año, la contratación ha aumentado un 8,4% en términos reportados y un 11,8% en moneda local, hasta los 972 millones de euros, mientras que los ingresos han subido un 3,9% y un 5,7%, respectivamente, hasta los 930 millones de euros.

Por su parte, el Ebitda de la empresa ha subido un 14,9% en los tres últimos meses del año, hasta los 110 millones de euros, aunque en moneda local el aumento fue del 15,6%. El beneficio neto se redujo un 17,9%, hasta los 483 millones de euros.

FRUTOS DE LA TRANSFORMACIÓN.

El presidente ejecutivo de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha remarcado que los resultados de 2018 comienzan a mostrar los frutos de la implementación de las iniciativas de transformación, inversión, eficiencia y cambio cultural de su plan estratégico 2018-2020, así como el desempeño de las nuevas organizaciones tanto en la división de Minsait (TI) como en Transporte y Defensa (T&D).

"Los resultados de 2018 muestran la vuelta de Indra al crecimiento de los ingresos, la mejora de la rentabilidad y de la estructura de capital, y la reducción de la deuda. En 2018 hemos cumplido e incluso sobre cumplido los objetivos comprometidos con la comunidad financiera para el ejercicio 2018", ha destacado.

En este sentido, ha añadido que, al mismo tiempo, los crecimientos de la contratación y de la cartera, por encima de los propios ingresos, aumentan la visibilidad de su crecimiento a futuro. "Durante el ejercicio 2019, Indra espera continuar con sus esfuerzos de transformación e iniciativas de costes, para compensar la continua presión competitiva que afronta en sus negocios, en particular en Minsait (TI)", ha remarcado.

CRECIMIENTO POR DIVISIONES

Por verticales, la unidad de Transporte y Defensa (T&D) registró un crecimiento del 1,4% en moneda local de los ingresos, hasta los 1.188 millones de euros, mientras que en términos reportados aumentaron un 0,4%. La cifra de negocio de Minsait (TI) subió un 8,6% en moneda local y un 4,8% en términos reportados, hasta 1.916 millones de euros.

La contratación en T&D aumentó un 8% en moneda local en 2018, impulsada por el vertical de Transporte & Tráfico, en el que destaca, entre otros, el contrato de la fase de mantenimiento del tren de Alta Velocidad Meca-Medina en el segmento de Transportes.

En Minsait creció un 10% en moneda local, comportamiento muy positivo teniendo en cuenta la difícil comparativa con el año pasado (proyecto de Elecciones en Asia, Oriente medio y África). Todos los verticales presentaron un fuerte crecimiento, en el que destacan los contratos firmados con Repsol, Enel, Telefónica, así como en el sector financiero con grandes cuentas, banca mediana y en el negocio de las procesadoras de medios de pago.

Por regiones, los ingresos aumentaron un 12% en España, mientras que en América crecieron un 4% en moneda local, pero descendieron un 7% en términos reportados. En Europa subieron un 3% en moneda local y un 2% en términos reportados, mientras que en África, Oriente Medio y Asia bajaron un 7% y un 9%, respectivamente.

REDUCCIÓN DE LA DEUDA

La deuda neta se redujo hasta los 483 millones de euros en diciembre de 2018 frente a 588 millones en 2017, lo que rebajo la ratio de deuda neta respecto al Ebitda desde las 2,2 veces de 2017 a 1,6 veces. El flujo de caja libre generado fue de 168 millones de euros frente a 186 millones en 2017, gracias a la fuerte generación de caja obtenida en el cuarto trimestre (213 millones de euros en el cuarto trimestre de 2018 frente a 142 millones en el cuarto trimestre de 2017).

De cara a 2019, la empresa espera un crecimiento de dígito bajo en moneda local de los ingresos frente a los reportados en 2018, así un crecimiento superior al 10% del Ebit en términos absolutos. Asimismo, estima que el flujo de caja libre supere los 100 millones de euros antes de la variación de capital circulante

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas