Actualizado 01/06/2020 12:52:49 +00:00 CET

La licitación de obra pública se paralizó en abril por la crisis y acumula un desplome del 43% anual

Señal de peligro obras.
Señal de peligro obras. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

El Gobierno retomó la licitación a comienzos de mayo con el fin de que la construcción sea palanca de la reactivación económica

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las administraciones públicas apenas licitaron contratos de obras durante el pasado mes de abril, toda vez que este tipo de proceso administrativo quedó en suspenso durante ese mes por el estado de alarma decretado para combatir la crisis sanitaria.

De esta forma, la promoción de obra pública cierra los cuatro meses del año acumulando un desplome del 43,2% en comparación al mismo periodo de 2019, según datos de la patronal de grandes constructoras y concesionarias Seopan.

En abril se sacaron a concurso obras por 308,2 millones de euros, si bien corresponderían a trabajos de carácter urgente o para garantizar servicios básicos, las únicas permitidas. Además, en su mayor parte se licitaron por administraciones autonómicas o locales.

Este volumen de licitación arroja un descenso del 76% y del 79,9%, respectivamente, al compararse con los dos primeros meses del año, los previos a la crisis. En enero se lanzaron contratos por 1.537,6 millones de euros y en febrero, por 1.299 millones.

En marzo, la promoción de obra pública ya notó el inicio de la crisis y la declaración del estado de alarma a mitad de mes, dado que cerró con un volumen de licitación de 546 millones de euros.

De esta forma, la pandemia ha roto la tendencia de crecimiento que la obra pública venía registrando después de que al cierre del pasado año encadenara tres ejercicios consecutivos al alza y marcara un máximo desde 2010 con un volumen de 18.544 millones de euros.

El Gobierno levantó la restricción que afectaba al proceso de licitaciones y acordó retomarlas a comienzos del pasado mes de mayo, toda vez que la construcción se perfila como uno de los sectores 'tractores' para la recuperación económica.

ABRIL, MES INHÁBIL PARA LICITACIONES.

Por el momento, el Ministerio de Transportes, principal órgano inversor de la Administración central, no sacó a concurso contrato alguno en abril, dado que al cierre de los cuatro primeros meses presenta el mismo volumen de licitación que tenía al cierre del trimestre en todo tipo de obras.

Así, la promoción de este tipo de trabajos de este Departamento en lo que va de año se mantiene en 768 millones y arroja un desplome del 60,1% respecto a la del mismo periodo de 2019. Por tipos de obras, las ferroviarias se hunden un 76%, las de carreteras un 36%, las aeroportuarias un 42% y las portuarias, un 17,5%.

De su lado, las administraciones locales (ayuntamientos, diputaciones y cabildos) habían sacado a concurso obras por importe total de 1.177,4 millones de euros hasta el cierre de abril, importe levemente superior al de 1.095 millones que presentaban al cierre de marzo. De esta forma, acumulan una caída anual del 49,7%.

Por su parte, los gobiernos regionales concluyeron el cuatrimestre con un volumen de obra licitada por 1.586 millones de euros, frente al de 1.446 millones que sumaban al cierre de marzo. En términos anuales suman una caída del 19,4%.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas