Merlín se convierte mañana en la primera socimi en cotizar en el Ibex 35

Publicado 20/12/2015 12:18:38CET

El sector inmobiliario vuelve a estar presente en el selectivo

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Merlín Properties comenzará mañana lunes, 21 de diciembre, a cotizar en el Ibex 35, donde ocupará la vacante dejada por Abengoa, con lo que se convertirá en la primera sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) en formar parte de este índice.

La entrada de Merlín supondrá además que el selectivo de la Bolsa de Madrid vuelva a contar entre sus miembros con una compañía del sector inmobiliario, algo que no ocurría desde antes de la crisis, cuando Metrovacesa dejó el índice a finales de 2008.

"Se trata de un excelente momento para que el sector vuelva a tener presencia en el Ibex, después de su práctica desaparición del mercado bursátil español y tras el reciente éxito de las socimis y del enorme interés del inversor extranjero por la recuperación del sector", destacó el presidente de Merlín, Ismael Clemente. "De esta forma, nos equipararemos a otros países", añadió.

En cuanto a la compañía, Clemente considera que entrar en el Ibex constituye la "culminación de todo el trabajo realizado desde la constitución" de la firma, y un hecho "muy positivo para sus accionistas por la mayor liquidez que proporcionará al valor", subrayó en declaraciones a Europa Press.

Merlín se estrenará en el Ibex con una valoración de 3.867 millones de euros, y arrancará la cotización en el precio de 11,970s euro por título al que cerró la sesión de Bolsa del pasado viernes.

La socimi logra entrar en el principal índice bursátil año y medio después de su constitución en junio de 2014 mediante una oferta pública de venta de acciones (OPV) por valor de 1.500 millones de euros, una operación que entonces se catalogó como la mayor salida a Bolsa del mercado español desde julio de 2011.

Asimismo, la compañía salta al Ibex mientras está pendiente de culminar la adquisición de Testa y la fusión de las dos empresas. Según sus datos, esta integración dará origen a una de las mayores compañías patrimonialistas del país, al sumar activos valorados en unos 5.800 millones de euros y una capacidad de generar rentas de 300 millones de euros al año.

RETOS PENDIENTES.

En la actualidad, la compañía, dedicada a comprar activos inmobiliarios para ponerlos en alquiler, controla ya un 77% de Testa y está previsto que se haga con el 22,6% restante antes de julio de 2016.

Mientras tanto, Merlín avanza en la desinversión de los activos de esta empresa que considera no estratégicos, como son un parque de un millar de viviendas que tiene en alquiler y sobre el que ya ha colgado el cartel de 'se vende'.

La compañía también ultima la refinanciación de la deuda de 1.600 millones de euros que la exfilial de Sacyr tiene asociada con el fin de acompasar los plazos de pago de este pasivo a los flujos de caja que genere la empresa.

En paralelo, Merlín se prepara para otro estreno, el correspondiente al mercado de capitales. La socimi prevé lanzar varias emisiones de bonos durante el primer semestre de 2016 para captar unos 850 millones de euros.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas