3 de abril de 2020
 
Publicado 27/02/2020 11:57:24 +01:00CET

OHL ultima la venta del proyecto hotelero y residencial de Londres al grupo indio Hinduja

Proyecto Old War Office del Londres
Proyecto Old War Office del Londres - OHL

Negocia levantar financiación 'hipotecando' su participación del 50% en Canalejas

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

OHL ultima un acuerdo para vender la participación del 49% que tiene en el 'Old War Office' de Londres, el proyecto de construcción de un hotel y viviendas de lujo en el edificio histórico del centro de la capital británica que en su día albergó el Ministerio de la Guerra del país.

La constructora participada por el grupo Villar Mir ha alcanzado un "acuerdo preliminar" de venta con el grupo indio Hinduja, su socio en este proyecto, que de esta forma se hará con el 100% del mismo.

La transacción, pendiente del cumplimiento de determinadas condiciones, se formalizará "tan pronto como sea posible", según detalló el consejero delegado de OHL, José Antonio Fernández Gallar.

OHL no apuntó el importe que obtendrá con su 49% en 'Old War Office', si bien acaba de realizar un ajuste de 47,6 millones de euros en su valoración del mismo para cubrir el eventual efecto del 'Brexit'.

Precisamente, sale de este proyecto coincidiendo con la salida de Reino Unido de la UE, una desinversión que enmarca en su estrategia de "rotación de activos" para cumplir con el plan de saneamiento de la empresa.

El primer ejecutivo de OHL, pese a considerar que se trata de un "excelente proyecto", también achacó su venta a la escasa madurez que presenta, a su exigencia de recursos, y al hecho de que no se encargue de su construcción y de que Reino Unido no es un mercado estratégico.

El proyecto 'Old War Office' se desarrolla sobre el edificio que OHL compró a finales de 2014 en consorcio con Hinduja, un inmueble decimonónico que albergará un hotel de lujo y unas cincuenta viviendas también de 'alto standing'.

Se trata de un proyecto similar al 'Proyecto Canalejas' que desarrolla en el centro de Madrid, en alianza al 50% con empresario israelí Mark Scheinberg, fundador de la firma de póker online 'Poker Stars'.

En este caso, dado que el complejo está a punto de ponerse en servicio, OHL apuesta por esperar aún para venderlo, con el fin de recoger el valor que considera generará el activo una vez se inaugure.

En tanto, OHL ha abierto negociaciones con bancos y fondos para levantar financiación poniendo como garantía la participación del 50% que tiene en el proyecto, un porcentaje que tiene valorado en libros en unos 200 millones de euros.

Según avanzó la empresa, el hotel del complejo Canalejas, el primero de Four Season del país, que ya admite reservas, abrirá sus puertas en mayo y, unos meses después la galería comercial y las viviendas. Estos activos se han construido en siete edificios históricos que conforman toda una manzana del centro de Madrid, al lado de la Puerta del Sol, que Villar Mir compró al Santander en diciembre de 2012.

2019, AÑO DE TRANSICIÓN.

OHL anunció estas operaciones de obtención del liquidez coincidiendo con la presentación de los resultados de 2019, que arrojan una pérdida neta de 127,8 millones de euros. La compañía encadena así un cuarto ejercicio en 'números rojos', si bien son un 92% inferiores a las del pasado año a pesar de incluir el referido ajuste por 'Old War Office'.

No obstante, la compañía que actualmente negocia la entrada de la familia mexicana Amodio en su capital, logró su primer beneficio bruto de explotación (Ebitda) positivo en cuatro años, de 64,8 millones, que además supera las previsiones iniciales.

A ello contribuyó el programa de reducción de costes, que se han recortado casi a la mitad en dos años, la mayor generación de caja y la menor salida de recursos para los proyectos 'legacy' (146 millones), las obras internacionales fallidas, respecto a lo inicialmente estimado (161 millones).

La cifra de negocio creció un 1,8% el pasado año, hasta los 2.959 millones, de los que un 72% provino del exterior, fundamentalmente Estados Unidos y Latinoamérica.

OHL considera así que 2019 fue un año de "transición" y confía en que el 2020 sea un "ejercicio de consolidación" con la aspiración de volver a beneficios en 2021. Por el momento, en el presente ejercicio aspira a lograr la cota de los 3.000 millones de ingresos y los 70 millones de Ebitda.

En paralelo, la compañía trabaja en sumar nuevos proyectos a su nueva filial de concesiones, Senda Infraestructuras, y está comenzando a analizar Caabsa, el grupo constructor de los mexicanos Amodio, para eventualmente abordar la anunciada integración de las dos firmas, si bien asegura que el proceso está aún en una fase "incipiente".

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas