Repsol prevé reducir su deuda en 2019 a los 2.800 millones y unas inversiones orgánicas por 3.800 millones

Publicado 28/02/2019 15:25:13CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Repsol prevé continuar en 2019 con su esfuerzo de reducción de deuda, recortándola casi un 20% con respecto al cierre del año pasado y situándola al final de este ejercicio en los 2.800 millones de euros, y realizar un esfuerzo inversor en el curso de 3.800 millones euros destinados al crecimiento orgánico.

Según consta en una presentación remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), estima que podrá alcanzar este objetivo de deuda debido a su "sólida" generación de 'cash flow'.

El grupo ya redujo su deuda durante el pasado 2018 en un 45%, cerrando el ejercicio con una cifra de 3.439 millones de euros, frente a los 6.267 millones de euros registrados al finalizar 2017.

Asimismo, la petrolera prevé esas inversiones para este año de unos 3.800 millones de euros, de las cuales unos 2.400 millones de euros se destinarán al área de 'Upstream' (exploración y producción) y otros en torno a 1.300 millones de euros a 'Downstream' ((Refino, Química, Marketing, Lubricantes, GLP, Trading y Gas, y Repsol Electricidad y Gas).

En una conferencia con analistas para presentar los resultados de 2018, Imaz indicó que este 'capex' será "exclusivamente" para crecimiento orgánico de la compañía.

CUALQUIER COMPRA SERÍA "ADICIONAL" A ESTA CIFRA.

En el caso de afrontar alguna operación de compra, el consejero delegado de la compañía indicó que una adquisición "sería adicional a esas cifras".

El directivo insistió en que el grupo debe, en primer lugar, apostar por el crecimiento orgánico, aunque no descartó la adquisición "inorgánicamente" de pequeños desarrolladores o la compra de capacidades para impulsar ese tipo de proyectos, como en el caso de la fotovoltaico de Valdesolar.

No obstante, Imaz recordó que en cualquier decisión que se tome respecto a cualquier proyecto se "va a priorizar el retorno sobre el crecimiento".

Repsol está estudiando la adquisición de X-Elio, propiedad de KKR (80%) y Gestamp (20%), operación que podría rondar los 1.000 millones de euros y en la que también está interesada Iberdrola.

En cuanto al Ebitda a coste de reposición (CCS), Repsol prevé que se situé en 2019 en torno a los 8.000 millones de euros, de los cuales 4.700 millones de euros procederán del área 'Upstream' y 3.400 millones de euros del 'Downstream'.

En lo que respecta a su producción de hidrocarburos, la compañía presidida por Antonio Brufau aspira a un objetivo de unos 720.000 barriles equivalentes de petróleo al día en 2019, impulsado por el incremento de la actividad en Marcellus (EEUU) y proyectos en curso como Trinidad y Tobago, Bucksin y Akacias.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas