Rusia abre a Apple una investigación por abuso de posición dominante

Publicado 08/08/2019 19:11:12CET

MOSCÚ, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Federal Antimonopolio de Rusia (SFA) ha iniciado una investigación formal sobre las prácticas presuntamente contrarias a la competencia desarrolladas por Apple y su abuso de posición dominante en la distribución de aplicaciones de software para su sistema operativo, según ha anunciado el supervisor ruso.

De este modo, la autoridad antimonopolio de Rusia responde a la queja planteada por la firma rusa de ciberseguridad Kaspersky Lab, que denunció el rechazo injustificado por parte de la multinacional estadounidense de versiones del programa de control parental 'Kaspersky Safe Kids' (KSK), haciendo perder una parte significativa de sus funcionalidades a la nueva versión de KSK.

Asimismo, Apple introdujo su propia aplicación 'Screen Time', cuyas capacidades coinciden con las de aplicaciones de control parental, en la versión 12 de su sistema operativo, señala el SFA.

"Habiendo estudiado todos los materiales, el SFA llegó a la conclusión de que las acciones de Apple de exigir vagos requerimientos a los desarrolladores de software y rechazar versiones de software anteriormente distribuidas en la App Store ofrecen signos de abuso de Apple de su posición de dominio en el mercado de distribución de aplicaciones iOS", expone el supervisor ruso.

El SFA ha fijado una audiencia sobre el caso para el próximo 13 de septiembre.

Apple anunció a finales del pasado mes de abril la retirada de varias aplicaciones de control parental de la App Store al considerar que ponían en riesgo la privacidad y la seguridad de los usuarios al hacer uso de una tecnología muy invasiva llamada gestión de dispositivos móviles (MDM - Mobile Device Management) que proporciona a terceros control y acceso a un dispositivo, así como a su información más sensible, como la ubicación del usuario, el uso de apps, las cuentas de email, los permisos de la cámara y el historial de navegación.

"Cuando descubrimos estos incumplimientos de nuestras directrices, nos pusimos en contacto con los desarrolladores de las apps y les dimos un plazo de 30 días para enviar una versión actualizada con la intención de no interrumpir su disponibilidad en la App Store. Algunos enviaron apps actualizadas que cumplían nuestras políticas. Otros no lo hicieron, por lo que retiramos sus apps de la App Store", explicó la estadounidense.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas