Sacyr gana un 15,1% más gracias a Repsol y al negocio internacional

Sacyr, junta general de accionistas
SACYR - Archivo
Publicado 28/02/2019 16:47:48CET

Su deuda repunta un 18% por el préstamo firmado para devolver adelantos que recibió para las obras del Canal de Panamá

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Sacyr obtuvo un beneficio de 150,39 millones de euros en 2018, un 15,1% más que el año anterior, gracias a la aportación que se anota por su participación en Repsol y al crecimiento del negocio internacional, según informó la empresa.

El resultado de la compañía que preside Manuel Manrique incluye una contribución de 184 millones de euros por el porcentaje del 8,2% que tiene como primer socio de referencia en el capital de la petrolera.

En el plano operativo, Sacyr disparó un 22,7% su cifra de negocio el pasado año, hasta 3.795,7 millones de euros, por el crecimiento de todos sus negocios y el aumento de su actividad internacional, que ya aporta el 60% de la facturación total.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) progresó un 28,6%, hasta sumar 543,2 millones, también favorecido por la creciente contribución de todos los negocios.

La compañía asegura tener el foco puesto en "la rentabilidad y la generación de caja" que obtiene "tras una rigurosa selección de contratos y un control exhaustivo de riesgos y costes".

En cuanto a la situación financiera, Sacyr volvió a elevar, un 18,2%, su deuda neta, de forma que se situó de nuevo por encima de la cota de los 4.000 millones, concretamente en 4.045 millones de euros.

El aumento es consecuencia del préstamo bancario que firmó en diciembre para afrontar la devolución de 225 millones de los anticipos que en su día recibió de Panamá para construir la ampliación del Canal, ante el fallo en ese sentido emitido entonces por la Cámara Internacional de Comercio (ICC).

Con el cierre de 2018 Sacyr da por concluida la primera fase de su plan estratégico 2015-2020, que se ha centrado en la reducción de deuda y el reforzamiento de la internacionalización, e inicia la segunda en la que buscará reforzar el perfil de la compañía como grupo de concesiones.

HACIA UN GRUPO DE CONCESIONES.

Por el momento, al cierre de 2018, la filial de concesiones es la que más contribuye al Ebitda del grupo, dado que aporta 271 millones, la mitad del total. Asimismo, figura como la tercera fuente de ingresos, al generar 793,2 millones, cifra además un 29,5% superior a la de un año antes.

El tradicional negocio constructor se mantiene no obstante como primera fuente de ingresos, al facturar 1.713 millones de euros, un 39,8% más que un año antes, impulsada por la actividad internacional de esta división, que se disparó un 46%, y también la nacional, que se recuperó y creció un 12%.

A cierre del pasado año, Sacyr presentaba una cartera de contratos pendientes de ejecutar por valor de 6.183 millones de euros, de la que el 88% corresponde a proyectos internacionales.

La división de servicios Valoriza facturó 1.075 millones, un 13% más, mientras que el nuevo negocio de construcción industrial contribuyó con otros 526 millones, importe similar al del pasado año. No obstante, Sacyr suma ya una cartera de contratos de 2.511 millones de euros con esta actividad.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas