Actualizado 02/02/2022 09:32

Telefónica y Amancio Ortega compran a KKR el 40% de Telxius por 215 millones

Archivo - Procedente del puerto de Lobito en Angola, el pasado sábado entró en el Puerto de Almería
Archivo - Procedente del puerto de Lobito en Angola, el pasado sábado entró en el Puerto de Almería - APA - Archivo

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Telefónica y Pontegadea, la sociedad de inversión de Amancio Ortega han adquirido  este martes por 215 millones de euros el 40% que controlaba KKR de Telxius Telecom, la sociedad que aglutina el negocio de cables submarinos de Telefónica.

Con esta operación, Telefónica incrementará su participación hasta el 70% de la sociedad y Pontegadea la aumentará hasta el 30% desde el 50% y el 10% que controlaban previamente.

El precio final de la operación queda pendiente, entre otros, de los correspondientes ajustes derivados de la venta del negocio de torres de Telxius Telecom a American Tower en 2021, según un comunicado.

En el texto, las sociedades han explicado que los cables submarinos se han convertido "en un activo que se ha demostrado crítico durante la pandemia y cuya contribución será igualmente fundamental en el desarrollo de la nueva era digital".

Telxius Telecom cuenta con una de las redes de cable más grandes y con mayor potencial del mundo. Se trata de una red internacional de cables submarinos de fibra óptica de gran capacidad, que alcanza una extensión de 94.000 kilómetros entre los que destacan sistemas de nueva generación como Marea, Brusa y Mistral, así como SAm-1, el sistema que conecta desde el año 2000 Estados Unidos con América Latina.

A través de su red IP Tier 1, Telxius Telecom proporciona conectividad directa a internet con una cobertura de 93 puntos de presencia y 27 estaciones de amarre en 23 países, que permite conectar con éxito Estados Unidos, América Latina y Europa con el resto del mundo. Además, Telxius Telecom cuenta con una extensa oferta de servicios de capacidad, colocation y seguridad.

Este ecosistema global de infraestructuras de red e instalaciones de vanguardia cubre las necesidades de numerosos clientes empresariales y organizaciones, que precisan de altas capacidades y baja latencia para el desarrollo de su actividad, incluyendo a los grandes Hyperscalers.

"Las redes de cable han demostrado ser críticas en su respuesta ante entornos desafiantes, como ha ocurrido durante la pandemia, y serán igualmente decisivas para el desarrollo del metaverso, la web3 y la nueva era digital", ha recordado la compañía.

El cierre de la transacción está sujeto a la obtención de las correspondientes autorizaciones regulatorias y de competencia. 

Más información

Europa Press Comunicados Empresas