Actualizado 14/02/2012 10:01 CET

Toxo y Méndez se reúnen con CiU para tratar de suavizar la reforma laboral

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, se reunirán este martes con miembros de CiU en el Congreso de los Diputados para negociar posibles enmiendas a las reforma laboral durante su tramitación como proyecto de Ley, que permitan al menos suavizarla, informaron en fuentes sindicales.

El encuentro de hoy, que tendrá lugar a partir de las 17.00 horas, será el primero de la serie de reuniones con los distintos grupos parlamentarios que los sindicatos quieren mantener con la esperanza de poder influir en el trámite parlamentario.

Durante la rueda de prensa ofrecida por los líderes sindicales tras reunirse con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, abrieron la puerta a una posible reunión también mañana con el PP, pero fuentes del Grupo Popular en el Congreso descartaron cualquier contacto a lo largo de esta semana.

No obstante, Báñez ha manifestado tras el encuentro con Toxo y Méndez su disposición al diálogo para modificar la nueva norma durante el trámite parlamentario, y ha avanzado que abrirá una ronda de reuniones "técnicas" con los agentes sociales.

CIU QUIERE MÁS REFORMA.

Así, la primera parada de los sindicatos será la reunión con CiU, que no está en la onda de las centrales, sino todo lo contrario. Según señala el portavoz de la formación en el Congreso, Josep Antonio Durán i LLeida, aen su 'blog', recogido por Europa Press, la reforma laboral está "bien orientada", pero será insuficiente para crear puestos de trabajo a corto plazo, por lo que en la tramitación parlamentaria de la normativa reclamará al Gobierno un "plan de choque contra el paro".

Además, el portavoz de los nacionalistas catalanes indicó el pasado sábado que CC.OO y UGT "se equivocan" con su oposición a la reforma laboral, puesto que esta nueva legislación hará que España esté más cerca de Europa.

APOYO EN LAS MINORÍAS.

Más allá del frente que podrían formar PP y CiU en defensa de la reforma laboral durante el trámite parlamentario, los sindicatos tienen de momento a su aliado más aguerrido en IU, que presentará una enmienda a la totalidad del proyecto de Ley y cuyos servicios jurídicos están estudiando la posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad a la reforma laboral.

Por su parte, el portavoz socialista en la Comisión de Empleo del Congreso, Jesús Caldera, ha calificado la reforma de "decretazo" y ha remarcado que esta norma sólo sirve para incentivar el despido, por lo que no creará empleo.

Además, Caldera ha señalado que se estudiará "a fondo" el texto y se elaborará un "análisis sosegado" del mismo, aunque ha advertido al Gobierno de que existen una serie de elementos, como la reducción de la indemnización por despido de 45 días a 33 días por año trabajado, en los que no van a coincidir.

Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoeka, afirmó tras darse a conocer la reforma que supone una "recentralización en toda regla" de la negociación colectiva, mientras que BNG y Compromís coincidieron en señalar que la reforma laboral se ha hecho para "contentar a los poderosos", y reprocharon que el cambio "será agresivo sólo con los trabajadores".

Por último, Amaiur denunció que la reforma laboral supone "una profunda desestructuración del mercado de trabajo" que tiende a "recortar y abolir muchos de los derechos y conquistas sociales alcanzados en los últimos 50 años".

(EUROPA PRESS)

Europa Press Comunicados Empresas