Vox acusa a Pedro Sánchez de financiar regadíos en Marruecos que usan aguas fecales para regar las fresas

El secretario general de Vox, Ignacio Garriga, durante una rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Acción Política de VOX, en la sede del partido, a 4 de marzo de 2024, en Madrid (España).
El secretario general de Vox, Ignacio Garriga, durante una rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Acción Política de VOX, en la sede del partido, a 4 de marzo de 2024, en Madrid (España). - A. Pérez Meca - Europa Press
Publicado: lunes, 11 marzo 2024 12:58

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general y vicepresidente de Vox, Ignacio Garriga, ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de financiar regadíos en Marruecos que utilizan aguas "presuntamente fecales" para tratar a las fresas que después se exportan a España, tras detectarse recientemente un lote de este producto procedente del país vecino contaminado con hepatitis A.

A pesar de que el Ministerio de Sanidad confirmara que las fresas se retiraron y no llegaron al consumidor, la formación liderada por Santiago Abascal ha exigido que la Unión Europea prohíba de forma inmediata la importación de cualquier fresa proveniente de Marruecos. También que se hagan unos controles "severos" en todos los puertos fronterizos aduaneros.

"No podemos permitir esta situación de máxima gravedad, de un peligro real, como se ha demostrado con el tema de las fresas y que puede estar pasando con otros productos", ha alertado Garriga en rueda de prensa este lunes.

A esta petición de controles más férreos, Garriga exige también que se suspenda "hasta el último euro de fondos europeos" para financiar el sector agrícola marroquí y que se blinde "de una vez por todas y se proteja al producto nacional".

DENUNCIA LAS DIFICULTADES DEL SECTOR EN ESPAÑA

Garriga también ha tenido tiempo para criticar la diferente situación que viven los productores españoles con respecto a los de terceros países, sobre todo de Marruecos.

El vicepresidenta del partido ha denunciado que mientras se permite la importación de productos que no cumplen con todos los requisitos exigidos en Europa, los agricultores españoles está sometidos cada vez a mayores controles, numerosas trabas burocráticas e "infinidad de dificultades".

"No podemos seguir permitiendo que mientras nuestros productores compitan con una clara desventaja, además nuestros consumidores reciban productos que pueden poner en grave peligro la vida de los españoles", ha aseverado.