(Ampliación) El tráfico aéreo mundial aumentó un 5,7% en enero, según la IATA

  Tony Tyler
IATA
Actualizado 29/02/2012 13:38:00 CET

El tráfico europeo resiste pese a la desaparición de Spanair y Malev

GINEBRA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El tráfico aéreo mundial registró en enero un aumento del 5,7% según las cifras proporcionadas por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que no obstante, informa de un retroceso del 8% en el tráfico de carga, según informó en un comunicado.

La Asociación destaca que la concurrencia del año nuevo chino en enero (el año pasado fue en febrero) ha "exagerado" la comparativa con el mismo periodo del ejercicio anterior, tanto la caída de la carga como el aumento de la demanda de pasajeros. Eliminando este efecto, la tendencia es de crecimiento en el mercado de aviación comercial y debilidad en los mercados de carga.

"El año ha comenzado con algunas noticias esperanzadoras del lado de la confianza de negocios, parece que los mercados de carga se han estabilizado, aunque a niveles débiles. Y esto está teniendo un impacto positivo en los viajes de negocios", destacó al respecto el director general y consejero delegado de la IATA, Tony Tyler.

No obstante, Tyler advierte de que las aerolíneas tendrán que enfrentarse a dos grandes riesgos, los crecientes precios del petróleo y la crisis de deuda soberana europea. "Ambos se ciernen sobre el porvenir de la industria como la espada de Damócles", aseveró el responsable.

"Conducir una aerolínea en la actualidad es un trabajo duro". Algunos nombres bien conocidos como Spanair y Malév desaparecieron en enero", recordó Tyler, mencionando la reciente desaparición de la aerolínea catalana.

La capacidad aumentó en enero en un 4,2% mientras que la media de factor de ocupación de las aerolíneas de la IATA aumentó en 1,1 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta el 76,6%.

El descenso en el tráfico de carga se estabilizó en el cuarto trimestre, a unos niveles un 4% inferiores a los picos pre-crisis. La capacidad del sector de carga se contrajo un 0,6% en enero, mientras que el factor de ocupación retrocedió en 3,3 puntos porcentuales con respecto al mismo mes de 2010, hasta un 41%, debido a que la entrega de nuevos aviones más amplios contrarrestó las medidas para recortar la capacidad.

EL TRÁFICO EUROPEO RESISTE.

Las aerolíneas europeas vieron crecer su tráfico un 5,3% en enero, lo que supone un descenso considerable con respecto al incremento del 9,5% del mismo mes del año anterior, debido a la ralentización económica de la región que no pudo compensar totalmente la ventaja para el turismo y las exportaciones derivada de la debilidad del euro.

El factor de ocupación alcanzó un 75,7%, un porcentaje comparativamente bajo con el resto de regiones, con un incremento de la capacidad del 2,7%.

En cuanto a las compañías estadounidenses, registraron un descenso del 0,3% en el tráfico con un recorte de capacidad del 0,9%, lo que impulsó el factor de ocupación hasta el 77,6%.

Las aerolíneas de Oriente Próximo registraron un incremento del tráfico del 14,5%, el mayor de entre todas las regiones, con un aumento de la capacidad del 10,6% y del factor de ocupación de 2,7 puntos porcentuales, hasta el 78,5%.

Las aerolíneas latinoamericanas siguen disfrutando de una robusta demanda de pasajeros, con un incremento del tráfico del 7,9% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior y un aumento de la capacidad del 7,4%, lo que llevó al mayor factor de ocupación de la industria, del 79,9%.

Por último las aerolíneas africanas registraron un descenso del 3,6% en la demanda y de un 0,8% en la capacidad, con un factor de ocupación del 64,8%, el más débil entre todas las regiones.

En cuanto al tráfico doméstico, los mercados que más demanda registraron fueron Brasil, China e India, que impulsaron un 6,1% el tráfico en enero.

El impacto del año nuevo chino se evidenció en el tráfico de la región asiático, con un crecimiento del 16,8%. El mercado chino representa más del 21% del total del tráfico doméstico.

El tráfico doméstico de EEUU cedió un 0,2%, mientras que el de Japón sigue deprimido por las consecuencias del tsunami, con un descenso del 8,3%.

En cuanto al tráfico de carga, el de las aerolíneas europeas retrocedió un 9,6% debido a los problemas económicos del Viejo Continente, aunque el descenso fue aún más acusado en la región Asia-Pacífico, con un 14%.

El tráfico de carga de las aerolíneas de Asia-Pacífico aumentó un 9,4%, mientras que el de las de EEUU descendió un 5%. Las aerolíneas latinoamericanas vieron ascender la demanda de carga en un 2,2%, mientras que las africanas registraron un descenso del 3,7%.