Continúa la huelga de Frankfurt aunque sin los controladores aéreos

Aeropuerto De Frankfurt
CEDIDA
Actualizado 29/02/2012 12:03:48 CET

FRANKFURT, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La huelga de los controladores de tierra continúa este miércoles en el aeropuerto internacional de Frankfurt aunque una decisión judicial emitida en la noche del martes ha impedido que se unan a la huelga los controladores aéreos de la torre de control, lo que habría supuesto la suspensión de todas las actividades del mayor aeropuerto de Europa, según informa el diario Deustsche Welle.

El Tribunal Laboral de Frankfurt anunció anoche en el último minuto la prohibición de esta unión, por considerar una medida "desproporcionada" que los controladores aéreos de torre se sumen "de manera solidaria" a la huelga de los controladores de tierra.

La Sala les quiso dar primero la oportunidad de que llegaran a un acuerdo extrajudicial pero finalmente ante la imposibilidad de llegar a un entendimiento el tribunal tuvo que legislar. Respondía así las demandas contra esos paros de Fraport, la empresa gestora del aeropuerto, la compañía aérea Lufthansa y la Agencia Federal de Seguridad Aérea.

Ante una nueva ruptura de las negociaciones, el Sindicato de Seguridad Aérea (GdF) había convocado este miércoles a un paro temporal entre las 05.00 y 11.00 horas (04.00 y 10.00 GMT) a los empleados de la torre de control de Fráncfort, que de haberse producido habría bloqueado toda la actividad del aeródromo.

"No planeamos boicotear toda Alemania, no es eso lo que queremos", aseguraba el portavoz de GdF, Matthias Maas. Sin embargo, "una huelga de controladores en la torre tendría consecuencias gravísimas no solo para Alemania, sino más allá de nuestras fronteras", aseguraba el ministro germano de Transporte, Peter Ramsauer, quien hacía un llamamiento a las partes y en especial al sindicato a "estar a la altura de sus responsabilidades".

CONTINUARÁN LOS PAROS.

El sindicato GdF anunció que continuarán los paros iniciados hace dos semanas por los 200 controladores de tierra, que exigen subidas salariales superiores al 50 % y mejoras laborales, demandas que no son respaldadas por los mas de 20.000 empleados del aeropuerto de Frankfurt.

Justo hace una semana interrumpieron su huelga antes de lo previsto porque Fraport les había hecho llegar una oferta de diálogo, aunque tras el fracaso de las negociaciones, el sábado la reanudaban.

Con su protesta han provocado la suspensión de miles de vuelos y numerosos retrasos, aunque el domingo Lufthansa aseguraba que el 80% de sus despegues y aterrizajes se llevaba a cabo regularmente.

Hasta ahora la huelga ha afectado fundamentalmente a vuelos nacionales y en menor medida a los europeos. Este miércoles se esperaba la cancelación de algunos vuelos internacionales, que ya se habían suspendido ante la amenaza de que los controladores aéreos de la torre de control se sumaran a los paros.