Greenpeace se une a la campaña 'Camino del sol'

Actualizado 10/09/2015 17:49:26 CET

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Greenpeace se ha unido a la campaña 'Camino del sol' para reclamar un nuevo modelo energético, una iniciativa de la Asociación Nacional de Productores Fotovoltaicos Anpier con el objetivo de impulsar una transición hacia un sistema energético basado en el uso de tecnologías renovables.

   La campaña se ha puesto en marcha este jueves en Madrid y ha contado con unas jornadas energéticas en las que ha estado presente Greenpeace. 'Camino al sol' pretende transmitir cultura energética a la población, así como denunciar las irregularidades del sistema energético español, según informa la ONG. Organizaciones como APPA, UNEF o la Fundación Renovables también se han unido a la campaña.

   Un autobús con una exposición itinerante del modelo energético español y sus posibilidades de cambio recorrerá las comunidades autónomas de la península del 10 al 27 de septiembre, y ofrecerá actividades divulgativas para dar a conocer a la sociedad la realidad de este sector. El recorrido finalizará en Santiago de Compostela, donde los afectados por los recortes concluirán esta movilización social.

   Según Greenpeace, más de 62.000 familias españolas que han invertido unos 20.000 millones de euros en los últimos años en plantas fotovoltaicas se han visto afectadas por el cambio del modelo regulatorio y del sistema retributivo de primas con carácter retroactivo. Por ello, Anpier se reunirá con representantes políticos, a los que pedirá su adhesión a un manifiesto en defensa de un nuevo modelo energético.

   La asociación de productores también convocará, en paralelo, asambleas rurales para compartir con los afectados la evolución de su situación financiera, y trasladarles la petición que va a presentar a las autoridades locales sobre la restitución de los derechos que les otorgaron las normas que dieron origen a estas inversiones.

   Las energías renovables en España representan, según la ONG, en torno al uno por ciento del Producto Interior Bruto y generan energía "limpia y barata". A juicio de los ecologistas esto es algo "esencial", ya que la dependencia energética en España se sitúa por encima del 86 por ciento. Así, Greenpeace destaca que en unos años España podría autoabastecerse energéticamente "gracias al sol y al viento" y ahorrar los más de "158 millones de euros" que invierte al día para importar energía.

   Además, según el informe 'El impacto de las energías renovables en los hogares', elaborado para Greenpeace por la consultora independiente Abay Analistas Económicos y Sociales, en 2030 cada hogar podría ahorrar una media de 406 euros anuales con un sistema eléctrico basado en energías renovables, en comparación con lo gastado en el año 2012. El estudio explica que un sistema eléctrico renovable al 95 por ciento  supondría un descenso del 34 por ciento respecto a 2012 en la factura energética (calefacción, electricidad, etc.) de los hogares.

Para leer más