Actualizado 19/04/2010 14:32 CET

HRW afirma que la decisión de la EITI revela la "falta de voluntad" de Guinea Ecuatorial en favor de la transparencia

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La organización de Derechos Humanos estadounidense Human Rights Watch (HRW) ha asegurado que la decisión de la Iniciativa de Transparencia en la Industria Extractiva (EITI por sus siglas en inglés) de expulsar a Guinea Ecuatorial revela la "falta de voluntad" del Gobierno ecuatoguineano para "avanzar hacia la transparencia y la rendición de cuentas".

"Guinea Ecuatorial no ha demostrado voluntad para avanzar por sí misma en favor de una transparencia y una rendición de cuentas genuinas", afirmó la organización en un comunicado. "Se han impedido las actividades de la sociedad civil, en especial de las organizaciones independientes centradas en los Derechos Humanos y en la lucha contra la corrupción", prosiguió. "La plena participación de estos grupos es un criterio clave para ser miembro, de acuerdo con las normas de la EITI", recordó HRW.

Por su parte, el diario económico 'Financial Times' ha advertido de que la decisión de la EITI de expulsar a Guinea supone un "importante revés para su Gobierno" y ha recordado que las empresas estadounidenses Marathon Oil y Exxon Mobil son "los principales operadores que trabajan en el país". "Teodoro Obiang Nguema, el dictador ecuatoguineano, ha gastado millones de dólares en grupos de presión en Washington para 'limpiar' su imagen en el extranjero", agregó.

LA DECISIÓN DE LA EITI

El Consejo directivo de la EITI --el organismo encargado de supervisar la transparencia y combatir la corrupción en los países con importantes recursos minerales-- analizó el pasado viernes en Berlín las solicitudes de 17 de los 32 países que habían pedido la ampliación del plazo para obtener la validación de la EITI, según informó el organismo en un comunicado.

Tras estudiar las solicitudes "caso por caso", se estableció que Guinea Ecuatorial y Sao Tomé y Príncipe --que había renunciado voluntariamente a la ampliación-- "no están cumpliendo con las normas de la EITI" y, por tanto, "ya no son países candidatos". "Sólo se concede la ampliación del plazo de validación si el país demuestra que han concurrido circunstancias excepcionales e imprevisibles, fuera de su control, que le hayan impedido cumplir con los requisitos exigidos", prosiguió.

La EITI se puso en marcha en 2002 durante la Cumbre Desarrollo Sostenible de Johannesburgo y a iniciativa del Gobierno británico. Se trata de un acuerdo voluntario entre Gobiernos, empresas y redes de sociedad civil para hacer transparentes los pagos que las empresas hacen a los Gobiernos y los ingresos que los Gobiernos registran por estos conceptos.

Al respecto, HRW advirtió de que la EITI "debe explicar por qué ha expulsado a países que no han cumplido sus compromisos y ha ampliado las candidaturas de otros cuyos compromisos son también cuestionables", en referencia expresa a Congo, República Democrática del Congo, Nigeria, Perú y Sierra Leona.

"LAS FALACIAS"

Guinea Ecuatorial fue aceptada como país candidato de la EITI en la conferencia de Accra, en febrero de 2008, y debía presentar sus avances y compromisos respecto a las normas de la Iniciativa dos años después, antes del 10 de marzo del presente año, para poder figurar como "país aceptado".

Su condición de "candidato a la EITI" ha sido uno de los argumentos más esgrimidos por el Gobierno ecuatoguineano para desacreditar las "falacias" que, a su juicio, difunden los medios de comunicación internacionales sobre la realidad nacional. Según el Gobierno de Teodoro Obiang Nguema, el petróleo y el gas natural han permitido desarrollar una "economía diversificada" en sectores como el turismo y la pesca y han permitido destinar "más de un billón (sic) de euros anuales a obras públicas".