5 de abril de 2020
 
Actualizado 01/12/2018 11:33:26 +00:00 CET

El poder de las ondas: Cómo puede ayudar la radio en una comunidad rural de Senegal

Radio en Gandiol (Senegal)
RTVE

   MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Una emisora de radio es una herramienta "imprescindible" de cohesión social y de difusión, que además permite que todo el mundo se sienta parte de los cambios y trasformaciones que se producen en los distintos barrios de Gandiol (Senegal), una comunidad extensa geográficamente que comprende alrededor de 28.000 habitantes distribuidos en unas 30 aldeas distintas.

   Esta es una de las razones que llevó a la cooperante vizcaína Ainhoa Pérez-Arróspide a impulsar la puesta en marcha de una radio comunicatoria en el Centro Cultural Aminata, un lugar de encuentro destinado a promover la educación no formal de jóvenes y mujeres de Gandiol (Senegal) que fue diseñado por su hermana, la arquitecta Nerea Pérez-Arróspide, fallecida en un accidente de tráfico en Senegal en el año 2015.

   El origen de este proyecto se remonta a mayo del año 2006, cuando el joven senegalés Mamadou Dia inició un viaje en cayuco para alcanzar Europa en busca de una vida mejor. Tras pasar seis años en España, Mamadou decidió volver a su pueblo y fundar 'Hahatay Son Risas de Gandiol' que trabaja desde 2012 en el desarrollo local y comunitario del pueblo ubicado al norte de Senegal.

   Así lo explica Ainhoa en una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la puesta en marcha de una radio comunitaria en el centro. "Casi desde el inicio, la radio se vio como una herramienta imprescindible de cohesión social y de difusión para lograr un mayor impacto de las acciones de cambio en toda la comunidad rural de Gandiol, que está muy extendida a lo largo de más de 10 kilómetros y no muy bien comunicada", asegura.

   Como señala Ainhoa, a finales de 2017, tras lograr una subvención pública, el proyecto comenzó con la puesta en marcha de las actividades, que incluían, entre otras, formaciones en animación y gestión de radio, solicitud de la frecuencia FM y compra de equipos.

   "Durante este año 2018, se han llevado a cabo las diversas actividades previstas que han incluido: una formación en técnico/a de sonido por una empresa de sonido de Saint Louis, una formación en animación de radio con unos animadores de una radio local de Saint Louis, una formación en gestión de radios comunitarias de la mano del presidente de la Asociación de Radios Comunitarias de Senegal, la compra de los equipos para la transmisión FM, y la solicitud de la frecuencia FM para poder emitir", detalla la cooperante vizcaína.

RNE Y LA MALETA AMARILLA

   Además de todo esto, Ainhoa recuerda que un "bonito" encuentro con un amigo de Radio Nacional de España, Santiago Etxebarría, que visitó el lugar el pasado abril, les ha llevado a participar en un proyecto de la ONG Leaonzinho dirigido por Ángel Carmona que se llama 'La Maleta Amarilla'. "Lo que este proyecto implicó es que dos maletas amarillas, llenas de todo el material necesario para montar dos estudios de radio, llegaron a Gandiol para quedarse y para unirse al sueño ya en marcha de la puesta en funcionamiento de la radio", explica.

   "La radio puede cambiar una comunidad un pueblo o una región. No solamente por la gente que la va a escuchar, que en esta zona de África tiene una penetración enorme, sino también por la gente que la va a hacer porque le estás dando un canal de expresión, una salida profesional o una vocación a mucha gente que probablemente tenga mucho que decir y mucho que aportar a su propia comunidad", asegura a Europa Press Santiago Etxebarría.

   En octubre, Etxebarría, Carmona, Antonio Vicente, Ebbaba Hameida y Luis Montero 'El quillo', viajaron a Gandiol y compartieron una semana con la gente de la comunidad haciendo radio. Grabaron dos programas de 'Hoy empieza todo' de Radio 3 y han trabajado con los jóvenes que ya estaban implicados en las formaciones de radio para aprender sobre animación de radio, técnicas de sonido y producción de contenidos.

   "Para mí, lo más gratificante ha sido ver la determinación que tenían en Gandiol, en Hahatay, en el Centro Cultural Aminata por que haya una radio. Lo he visitado en abril y el octubre y he podido ver la evolución de lo que era una sala vacía y una idea expresada en voz alta. En solamente seis meses ya es un grupo definido de trabajo, una serie de periodistas, material técnico, unas clases ya impartidas. Hay una determinación absoluta", confiesa Santiago.

   Para Ainhoa, esta colaboración con 'La Maleta Amarilla' ha sido una "sinergia mágica". "Nos dejó a todas y todos con ganas de más y que dio un bonito impulso a las y los jóvenes para que se apropien del espacio de radio y confíen en ellas y ellos mismos, tal y como indica el nombre de la radio: Gueum Sunu Bopp - Confiar en nosotros mismos", añade.

¿CÓMO FUNCIONA LA RADIO?

   En la actualidad, la radio de Gandiol Gueum Sunu Bopp cuenta con un técnico de sonido jefe, Moussa; y una suplente y auxiliar, Fa Diagne; un jefe de emisora, Modou Diop; una directora, Ndeye Fatou Ka, joven estudiante de un grado en arte y cultura; y un consejo de administración formado por representantes de la comunidad: estudiantes, jóvenes, mujeres, alcaldía, dispensario de salud, parque nacional, artesanos.

   También cuenta con una veintena de jóvenes que han realizado la formación y que ya preparan contenidos y programas, según destaca Ainhoa, para después agregar que "hay una parrilla inicial prevista donde se incluyen informativos, informaciones climatológicas sobre el estado de la mar para los pescadores, espacios de debate, invitaciones de actores de desarrollo, que se irá adaptando a las necesidades y voluntades de la comunidad".

   "Desafortunadamente la transmisión FM todavía no ha comenzado ya que ha habido un enorme retraso en la obtención de la frecuencia", aclara la cooperante, que apostilla que "dada la gran motivación" de los jóvenes, ya han empezado "a grabar programas y a hacer sus pequeños reportajes y sin más dilación se comenzarán a compartir en un primer momento a través de las redes sociales, hasta que la FM esté disponible".

"IMPRESCINDIBLE" PARA TODOS

   Que una comunidad como la de Gandiol pueda disponer de una emisora es "imprescindible" para que todos sus miembros "se sientan partícipes de lo que ocurre a su alrededor, y más unidos y cercanos a la hora de contribuir a las distintas acciones de desarrollo comunitario que se organizan en los distintos barrios, desde jornadas de limpieza, hasta proyectos de cooperación, obras de teatro comunitarias", destaca Ainhoa.

   Como consecuencia de que la radio FM es "todavía un medio muy popular de comunicación", el objetivo es que contribuya a la cohesión y que se convierta en una herramienta de "impulso y promoción de las iniciativas que ya están generando cambios en esta comunidad rural".

   Ainhoa señala que en menos de un año de andadura el Centro Cultural Aminata ha albergado formaciones de teatro, informática, fabricación de jabones, radio, capoeira, escritura de rap, arte y cultura africana; eventos culturales como cine, teatro, danza contemporánea o festivales; y encuentros o debates de migraciones, grupos de mujeres, juveniles e incluso una reunión de matronas.

   "Estas iniciativas, abiertas a todo el mundo, no son siempre accesibles a la gente más alejada que tienen tareas domésticas o quehaceres con los que cumplir", manifiesta la joven, para después recordar que "la radio permite acercar todas estas iniciativas a la gran comunidad".

   Por último, Ainhoa cree que la radio es "un espacio de y para la comunidad" que permite que ésta cree sus propias reflexiones y hable de temas que le interesan y "que quizás otros medios de comunicación no tengan en cuenta, como es la situación agrícola y ganadera, la situación medioambiental de su zona que está fuertemente impactada por problemáticas concretas, contadas por los propios protagonistas, las vecinas y vecinos, que se vuelven actores de su propia información".