Publicado 09/08/2015 11:58CET

UNICEF alerta de que hay más de 112.000 niños afectados por las inundaciones en Myanmar

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

UNICEF ha hecho un llamamiento para recaudar 8,4 millones de euros y poder hacer llegar asistencia humanitaria urgente a los niños afectados por las inundaciones en Myanmar que, por el momento, han causado la muerte de al menos 88 personas y damnificado a más de 330.000, de las cuales más de 112.000 son niños.

Según ha informado la organización humanitaria, las necesidades más urgentes incluyen acceso a fuentes de saneamiento y agua seguras y limpias, atención médica de emergencia y apoyo psicosocial para los niños.

La representante interina de UNICEF en Myanmar, Shalini Bahuguna, ha recalcado que las inundaciones en Chin, Magway, Sagaing y Rahkine, han afectado "a los que ya se encontraban entre los más vulnerables del país" y ha informado sobre el envío de equipos de evaluación a las regiones de Bago y Ayeyarwady para poder evaluar la situación y atender a los más necesitados.

UNICEF ha estado trabajando conjuntamente con el Gobierno del país para llegar a todos los niños afectados en Myanmar, apoyando a los equipos de evaluación y ha enviado tabletas de purificación de agua y otros bienes esenciales relacionados con los servicios de agua, saneamiento e higiene (WASH), así como suministros para la salud a las zonas afectadas, según ha detallado la ONG.

Asimismo, ha precisado que en el estado de Chin, aislado a causa de los daños sufridos en puentes y carreteras, UNICEF ha apoyado la construcción de letrinas a partir de materiales de origen local, mientras "muchos niños y familias en este estado permanecen en refugios temporales".

Hasta el momento, UNICEF ha apoyado el transporte de 860.000 tabletas de purificación de agua que han permitido el abastecimiento a 57.000 personas durante 15 días, ha distribuido 6.000 kits de higiene para unas 30.000 personas y 150 kits de protección de la infancia y 40 kits para los espacios amigos de la infancia, y ha proporcionado sobre de suplemento de micronutrientes en el estado de Chin

Cuando el agua disminuya en las zonas inundadas, las primeras labores de recuperación se centrarán en la reconstrucción de las vidas de los niños y familias afectadas, no sólo en las necesidades inmediatas, también estas medidas de recuperación tendrán que partir de una visión a largo plazo para la protección de los niños frente a crisis futuras.

Myanmar es propenso a los desastres naturales como inundaciones, ciclones y terremotos, por ello, UNICEF ha estado trabajando con el Gobierno para fortalecer la preparación ante el riesgo de desastres y la resiliencia de las comunidades, incluyendo la protección social inclusiva. UNICEF trabaja en Myanmar desde 1950 con el objetivo de reducir la mortalidad infantil, mejorar del acceso y la calidad de la educación y la protección de los niños contra la violencia, el abuso y la explotación.

Para leer más