Alrededor de 17 millones de niños en África sufren hambre por la crisis climática

Actualizado 02/12/2019 14:21:30 CET
Dos niños en punto de recogida de agua en Kenia.
Dos niños en punto de recogida de agua en Kenia. - MARK NJOROGE / SAVE THE CHILDREN - Archivo

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La crisis climática en África, especialmente en el sur y en el este, ha dejado, al menos, a 35 millones de personas en una situación de "crisis por inseguridad alimentaria", de las cuales 17 millones son niños, según se desprende de un estudio realizado por la ONG Save The Children con motivo de la COP25, que se celebra en Madrid del 2 al 13 de diciembre.

La organización, presente en la Zona Verde de la Cumbre con la conferencia 'Justicia intergenracionalen la crisi climática', recoge en el informe que el 9,7 por ciento de la población de las zonas orientales y meridionales vive "bajo la amenaza del hambre" debido al cambio climático y alerta de las "graves consecuencias" los desastres naturales derivados del mismo -sequías, inundaciones, deslizamientos de tierra y ciclones, entre otros- tienen en los menores.

"Los efectos del cambio climático ya se puedne ver hoy. La crisis del clima está matando gente, les está obligando a abandonar sus hogares, está arruinando el futuro de niños y niñas y está generando aún más desigualdad, pobreza y desplazamientos en zonas como África oriental y meridional", ha matizado el director de la ONG, Andrés Conde.

Conde ha detallado que, además de las cifras de desnutrición y las muertes -especialmente de bebés- por falta de alimentos, también han aumentado los desplazamientos de la población a causa de los desastres naturales, un hecho que supone un "riesgo adicional" para los niños porque "son separados de sus familias, abandonan la escuela y corren peligro de ser explotados".

En concreto, el estudio revela que, en 2019, los desastres vinculados al clima han provocado 1.200 muertes como resultado de ciclones, inundaciones y deslizamientos de tierra en Mozambique, Somalia, Kenia, Sudán y Malawi y prevé que el año concluya con el desplazamiento de 2,1 millones de personas en el sur y este de África.

Las hermanas Deko y Amina, de 7 y 14 años respectivamente, forman parte de los menores que viven bajo la amenaza del hambre como consecuencia del cambio climático y que se han visto obligados a desplazarse con su familia, en este caso por una sequía que en 2018 provocó que perdieran 20 cabezas de ganado.

PACTO DE JUSTICIA CLIMÁTICA INTERGENERACIONAL

Ante estas situaciones, la ONG ha pedido a los líderes mundiales reunidos en Madrid hasta el 13 de diciembre "un compromiso mayor" en la reducción del impacto del cambio climático en los menores, así como que se desarrolle un "pacto de justicia climática intergeneracional" que incorpore los derechos de la infancia. "Las decisiones que los adultos tomemos hoy para frenar el cambio climático determinarán el mundo que las próximas generaciones heredarán", ha subrayado Conde.

La organización, además, ha exigido al próximo gobierno "que se comprometa" con medidas dirigidas a reducir las emisiones de CO2 y a desarrollar políticas concretas para paliar los efectos más urgentes de la emergencia climática, unas soluciones que "deben tener un enfoque de justicia intergeneracional".

Save The Children también ha pedido que se de visibilidad en las instituciones y en los espacios de participación a niños y adolescentes porque "son quienes lideran el movimiento de lucha contra la emergencia climática", al tiempo que ha hecho un llamamiento a los donantes para "aumentar la financiación a proyectos humanitarios" en estas zonas de África y proteger así a los niños, promoviendo su acceso a la salud y a la educación.

Asimismo, la ONG ha destacado la necesidad de cambiar la forma en que se desarrollan los programas y políticas de financiación para garantizar "una respuesta rápida" ante desastres naturales, así como de trabajar con los gobiernos de África oriental y meridional para poner en marcha planes nacionales contra el cambio climático.

Contador