Actualizado 12/01/2009 19:26 CET

Grupos defensores de DDHH piden a Obama que suspenda el juicio en Guantánamo contra un niño soldado

guantánamo
Amnistía Internacional

Advierten de que sería el primer procesado en un país occidental por crímenes de guerra presuntamente cometidos cuando era menor

NUEVA YORK, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Cinco organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han enviado una carta al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, para pedirle que suspenda el juicio que se va a celebrar este mes contra Omar Khadr, un joven canadiense de 22 años que fue detenido en Afganistán cuando era menor de edad, por lo que estos grupos le consideran un niño soldado.

En la misiva --enviada por la Unión de Libertades Civiles de América, Amnistía Internacional, la Coalición para el Cese del Uso de Niños Soldado, Human Rights First o Human Rights Watch--, las organizaciones advierten de que, de ser procesado en Guantánamo, Khadr se convertirá en la primera persona en los últimos años en ser juzgado por un país occidental por crímenes de guerra presuntamente cometidos cuando era menor de edad.

Obama tomará posesión como presidente de Estados Unidos el 20 de enero y está previsto que el juicio contra Khadr comience el día 26. "Pedimos que actúe rápidamente y suspenda las comisiones militares, retire los cargos (...) contra Khadr y que o bien le repatríe para su rehabilitación en Canadá o le transfiera a un tribunal federal y le acuse de acuerdo con el Derecho Internacional", indica la carta.

Según las organizaciones, el Ejército estadounidense detuvo a Khadr en julio de 2002, después de un combate en Afganistán en el que falleció un sargento y dos soldados resultaron heridos. El joven, que entonces tenía 15 años, también sufrió heridas y en un primer periodo estuvo arrestado en la base de Bagram por haber participado en el ataque a las tropas norteamericanas. Allí, según cuentan sus abogados, fue sometido a torturas. En octubre de 2002 fue trasladado a Guantánamo, donde ha sido sometido a interrogatorios "abusivos".

Las organizaciones firmantes de la carta recuerdan que existe un reconocimiento internacional acerca de que el reclutamiento y el uso de niños en conflictos armados supone un serio abuso contra los menores, lo que se refleja en el hecho de que no existe ningún tribunal internacional que haya juzgado a un niño por crímenes de guerra.

"Ahora es el momento de asegurar el compromiso de América con la ley impidiendo de forma inmediata el juicio contra Omar Khadr", señala la carta, en la que se recuerda a Obama que él mismo votó en contra de la ley aprobada en el Congreso de Estados Unidos que autorizaba las comisiones militares de Guantánamo, a las que calificó como una "traición a los valores americanos".

En la misiva, enviada al equipo de transición de Obama, pide también al presidente electo que suspenda inmediatamente los procedimientos contra Mohamed Jawad, un joven afgano que también está pendiente de juicio por un crimen cometido presuntamente cuando tenía 16 ó 17 años.

Un juez militar ha decretado en dos ocasiones que las declaraciones de Jawad, quien lleva seis años en Guantánamo, después de su detención no son admisibles por un tribunal porque fueron obtenidas bajo tortura. Sin embargo, los grupos pro Derechos Humanos recuerdan que el Tribunal de Revisión de la Comisión Militar tiene previsto celebrar mañana la primera vista.