18 de febrero de 2020
 

Países africanos, "muy, muy, muy" preocupados con el resultado de las conversaciones climáticas, reclaman financiación

Publicado 13/12/2019 11:57:15CET
Interior de uno de los pabellones de Ifema, en la Cumbre del Clima (COP25) en Ifema, Madrid (España), a 12 de diciembre de 2019.
Interior de uno de los pabellones de Ifema, en la Cumbre del Clima (COP25) en Ifema, Madrid (España), a 12 de diciembre de 2019. - Jesús Hellín - Europa Press

   MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El jefe del Grupo Africano de Negociadores, el egipcio Mohamed Nasr, ha reconocido este viernes 13 de diciembre que están "muy, muy, muy" preocupados con el resultado de las negociaciones que están teniendo lugar en la Cumbre del Clima (COP25) y que se preveía cerrar hoy mismo. Al mismo tiempo, ha recordado la reclamación de su grupo de asegurar financiación para los países en desarrollo, también en el largo plazo. "Los progresos son muy limitados", ha asegurado.

   Además, ha señalado su preocupación por que están observando una "regresión" respecto a los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París y también respecto a la estructura prevista para lograrlos. Precisamente ayer, fuentes negociadoras avisaron de que algunas de las partes pretenden retrasar hasta 2023 el anuncio de un incremento en sus contribuciones nacionales de emisiones de CO2 (NDC) cuando en principio esta comunicación se preveía hacer el próximo año.

   "Estamos en el último cuarto de milla de las negociaciones", ha dicho en rueda de prensa al tiempo que ha señalado que éstas se refieren al Artículo 6 (mercados globales de carbono), el Mecanismo de Varsovia de Pérdidas y Daños y otros elementos relacionados con la adaptación y la financiación.

   En este sentido, ha señalado que los países africanos están muy interesados en una "fuerte integración" de los elementos de financiación y también en la extensión del las negociaciones de financiación a largo plazo. "Queremos asegurarnos de que los 100.000 millones del Fondo Verde estén implementados, como se prometió hace nueve o diez años, así como la transferencia de tecnología", ha recalcado.

   Sobre el Mecanismo de Varsovia de Pérdidas y Daños, esperan ir más allá, que sea nutrido con fondos adicionales y no detraídos de otras partidas o mecanismos y que no se convierta en una discusión política de qué países entran o no.

   Respecto a los mercados globales de carbono, ha asegurado que en el continente tienen claro que los países deben mostrar el máximo nivel de ambición en la reducción de las emisiones de CO2 y, en concreto, que los países desarrollados deben alcanzar las máximas cuotas de mitigación y acción.

   En este sentido, ha recalcado que en la implementación de los mercados de carbono debe asegurarse una reducción de emisiones, evitarse la doble contabilidad y asegurar, mediante el mecanismo que se establezca, fondos para la adaptación en los países en desarrollo. De hecho, durante las negociaciones se ha venido hablando de grabar estas transacciones con una tasa destinada a la adaptación al cambio climático estos países.

   "Estamos preocupados porque en los últimos cuatro días muchos asuntos relacionados con el apoyo a los países en desarrollo no se han cerrado", ha añadido señalando que se han trasladado las conversaciones en torno a ellos a las próximas reuniones intermedias que habrá en junio.