El actor con síndrome de Down Pablo Pineda comparte su experiencia de superación en unas jornadas

Publicado 09/03/2015 18:20:36CET

ALMERÍA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El actor Pablo Pineda, primer diplomado europeo con síndrome de Down y galardonado con la Concha de Plata por la película 'Yo, también', ha protagonizado una jornada en el Centro de Cultura Cajamar, enmarcada en el plan estratégico de personas con discapacidad impulsado por la Fundación Adecco e INSA, donde ha compartido su experiencia de superación.

Durante su ponencia, Pineda ha instado a los asistentes a "abrir sus ojos a la discapacidad" y a "descubrir todo lo que estas personas aportan a la sociedad y a las empresas: dosis extra de motivación, esfuerzo, capacidad de sacrificio u orientación a resultados".

En el acto ha estado acompañado por el adjunto a la dirección de RSE de la Fundación Adecco David Morales, quien ha considerado que estos encuentros "nos ayudan a derribar barreras creencias estereotipadas y falsos mitos en torno a la discapacidad, demostrando, a través de testimonios como el de Pablo, que la actitud y la perseverancia son claves a la hora de alcanzar las metas personales".

Además también han estado presentes el director de Delegación Sur de INSA, Fernando Iglesias, y el responsable de la responsabilidad social corporativa de INSA, Simón Martínez, según han explicado en una nota desde la organización.

El malagueño ha concluido su intervención abordando el proyecto '#TecnologiaSinBarreras' a todos los profesionales de INSA asistentes al acto. Este proyecto de voluntariado corporativo tiene como objetivo que los profesionales de INSA propongan y desarrollen soluciones tecnológicas innovadoras y accesibles para las personas con discapacidad intelectual.

Pineda ha recalcado que "hoy en día las nuevas tecnologías son el motor que mueve el mundo. Por tanto, si nuestra sociedad quiere ser madura e inclusiva, deberá aspirar a la accesibilidad universal, no sólo en el plano arquitectónico, sino también reduciendo la brecha tecnológica. Las personas con discapacidad intelectual son especialmente sensibles a esta brecha y urge actuar para paliar la desigualdad".

º

Para leer más