Actualizado 25/09/2009 20:34 CET

La Cámara Baja del Parlamento de Polonia aprueba la castración química para los pederastas

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los miembros de la Cámara Baja del Parlamento polaco aprobaron este viernes una enmienda al Código Penal por la que se permite la castración química para los pederastas, informa el diario local 'The News', que señala que así Polonia se convierte en el primer país de la UE que decide aplicar esta medida.

Esta ley cubre los delitos sexuales contra los menores de 15 años y las violaciones incestuosas. La enmienda, que aún tiene que ser aprobada por el Senado, estipula que los tribunales decidirán sobre si se impone la castración química o no seis meses antes de que el criminal sea liberado de la cárcel.

La castración química es, de hecho, un término equivocado puesto que el procedimiento consiste en una serie de tratamientos químicos que reducen la libido con la esperanza de disuadir a los delincuentes sexuales de repetir estos delitos. El procedimiento, teóricamente, no deja daños físicos a largo plazo y los efectos son reversibles una vez que se termina el tratamiento, según los médicos.

Algunos estados norteamericanos emplean la castración química como forma de castigar a los delincuentes sexuales. Por ejemplo, una ley del estado de California señala este tratamiento para los que hayan abusado de menores de 13 años.

"El propósito de esta acción es mejorar la salud mental del delincuente, para disminuir su libido y reducir así el riesgo de que la misma persona cometa el crimen", indicó el Gobierno en un comunicado.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, afirmó el año pasado que quería la castración obligatoria para los pederastas, a quienes denominó "degenerados". Tusk aseguró que no creía que se "pudiera utilizar el término 'humano' para gente así, para criaturas así", en relación con un caso de incesto que saltó en Polonia en septiembre del año pasado.

Tusk también señaló que no creía que la protección de los Derechos Humanos debiera referirse a este tipo de sucesos. Sus comentarios provocaron numerosas críticas de los grupos de Derechos Humanos, pero nunca se retractó.

"Introducir un tratamiento obligatorio plantea dudas, porque este requisito no es razonable y la vida siempre puede producir casos que los legisladores nunca podrían haber soñado", afirmó un miembro de la Fundación Helsinki para los Derechos Humanos, Piotr Kladoczny, informa Reuters.

"Si alguien está en su sano juicio, le castigamos. Si está enfermo, intentamos curarle, ésta es la forma en la que trabaja la ley polaca. Esta ley introduce ambos aspectos y, hasta lo que sé, hace que nuestra ley sea la más estricta en Europa", afirmó Kladoczny.

Se espera que esta legislación, que también incrementa las sentencias de cárcel por violación e incesto, sea aprobada en la Cámara Alta, aunque será una formalidad puesto que el partido de Tusk, Plataforma Cívica, cuenta con una mayoría de los 100 asientos totales.