Cambrils y Salou (Tarragona) optan por combinar educación cívica y contundencia policial para erradicar el 'top manta'

Actualizado 11/08/2010 18:06:01 CET

TARRAGONA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las localidades turísticas de la Costa Dorada central, Salou y Cambrils (Tarragona), han descartado negociar con los 'manteros' y optan por la tolerancia cero con la venta ilegal, a la vez que han lanzado ambiciosas campañas de educación cívica para que el consumidor entienda el daño que provoca al comercio convencional comprar en el 'top manta'.

Mientras, los municipios de El Vendrell y Calafell han optado por pactar el traslado de los 'manteros' a espacios menos dañinos para el comercio y visibles para el turismo, permitiéndoles vender allí sus productos.

En el caso de Salou, según el concejal de Seguridad, Alberto del Hierro, la Policía Local "trabaja intensamente desde hace años, con resultados razonablemente buenos, para erradicar la venta ilegal ambulante. Los agentes están luchando desde el inicio de la temporada para mantener los índices de años anteriores".

Además de la presión policial, que se emplea de forma "contundente" contra los 'manteros', este agosto han reeditado un tríptico informativo con "diez razones contra los productos falsificados", y adhesivos de advertencia para 'manteros', que se pegan en un lugar visible de la puerta de los comercios.

En Cambrils, además de la contundencia policial contra este tipo de vendedores, se han instalado carteles en el Paseo Marítimo, junto a las principales playas, en los que se informa en varios idiomas de que se impondrán multas de hasta 300 euros a los compradores de artículos ilegales.

Los paneles informativos se integran en la campaña 'Game Over', realizada en colaboración con la Unió de Botiguers, en la que agentes especializados de la Policía Local han realizado un 'puerta a puerta' en 450 comercios y 16 comunidades de vecinos para informar sobre las consecuencias de la compra-venta de productos falsificados. También se reparten folletos en espacios públicos para concienciar y advertir a la población.