Actualizado 30/09/2008 18:24 CET

La CE inaugurará este lunes el Centro de Inmigración en Malí para ayudar a gestionar su política migratoria

BRUSELAS, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea y el Gobierno de Malí inaugurarán el próximo lunes 6 de octubre el Centro de Información y de Gestión de la Inmigración en la capital de este país, Bamako, cuyo objetivo fundamental es contribuir a que el Gobierno maliense articule su propia política migratoria a la hora de gestionar sus flujos migratorios y también promover la contratación en origen de inmigrantes en Europa y, especialmente, en África.

Dicho centro, un proyecto piloto que si prueba su eficacia podrá exportarse a otros países del continente africano con los que la UE impulse un diálogo político en materia migratoria, será financiado por el Ejecutivo comunitario con diez millones de euros para los próximos cuatro años.

A partir de 2011, el Gobierno de Bamako deberá hacerse cargo de su financiación, explicaron fuentes comunitarias. El centro está integrado por 23 nacionales de Malí y seis expertos internacionales en asuntos migratorios y será dirigido por el Gobierno maliense.

El Ejecutivo comunitario ha decidido contribuir a financiar el primer centro de esto tipo en Malí por tratarse de un país de origen, destino y tránsito de la inmigración y por ser el primer país africano con el que la UE mantiene un diálogo político en la materia, explicaron fuentes comunitarias. Hasta finales de 2008 o principios de 2009 no se espera que el centro esté plenamente operativo.

Además de ofrecer información sobre las "oportunidades de empleo" tanto en Europa como en la región --con vistas a promover la contratación en origen de inmigrantes--, y sobre cursos de formación, el Centro de Información y Gestión de la Inmigración (CIGEM por sus siglas en inglés) apoyará a los inmigrantes que deseen volver a sus países de origen y contribuirá a identificar las tendencias en los flujos migratorios y a impulsar campañas de concienciación de los "problemas y riesgos de la inmigración ilegal", así como a gestionar mejor las remesas de los inmigrantes, agregaron las fuentes.

El "valor añadido" del centro radica ,según fuentes comunitarias, en que "tiene función de ventanilla única y catalizador" de los flujos migratorios. Sin embargo, las fuentes también recalcaron que la iniciativa no tiene como meta principal "crear más flujos (migratorios) hacia Europa" sino fomentar la contratación en los países del oeste de África. Además, el CIGEM no se erigirá en "una oficina para emitir visados", recalcaron las fuentes.

En este sentido, precisaron que la iniciativa de abrir este centro en Malí no impedirá que los Estados miembros tengan la última palabra acerca de la contratación de inmigrantes. "Eso no va a cambiar por esta iniciativa", precisaron, algo que está muy claro tanto en el Tratado de Niza como en el Tratado de Lisboa.

Por el contrario, a través de este proyecto piloto, "la Comisión está ofreciendo a los Estados miembros una manera de relacionar sus demandas de mano de obra en aumento en varios sectores de sus mercados y el potencial de mano de obra fuera de la UE", aclararon.

ESPAÑA Y FRANCIA, LOS MÁS INTERESADOS

"Esta iniciativa, como en el caso de los acuerdos de movilidad, es totalmente opcional", para los Estados miembros. De momento, sólo dos países comunitarios, España y Francia, que mantienen un diálogo sobre la cuestión con Malí, se han sumado a esta iniciativa de "vincular sus intereses de mano de obra a esta iniciativa", pero se espera que otros también lo hagan, aclararon.

Por su parte, España cerró en 2007 un acuerdo bilateral con Malí para contribuir a fomentar flujos migratorios controlados de forma que se promueva la lucha contra la inmigración ilegal, la contratación en origen y también se garantice la repatriación de inmigrantes en situación irregular. En el caso de Francia, el Ejecutivo francés ultima un acuerdo similar con el país africano.