Actualizado 16/06/2020 17:27:14 +00:00 CET

El Congreso pide medidas de igualdad para las mujeres presas, que PP, Vox y Ciudadanos reclaman para funcionarias

El diputado del PNV, Joseba Andoni Agirretxea, en el Congreso
El diputado del PNV, Joseba Andoni Agirretxea, en el Congreso - EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

La Cámara ha debatido una iniciativa del PNV en la que reclama perspectiva de género en el sistema de prisiones

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Los portavoces de los principales partidos en el Congreso han apoyado este martes en el Pleno, a instancia del PNV, medidas con perspectiva de género para que las mujeres en prisión gocen de igualdad de derechos que los hombres, mientras que PP, Vox y Ciudadanos han reclamado durante el debate que estas políticas se extiendan también a las funcionarias de prisiones.

El Pleno de la Cámara baja ha debatido una proposición no de ley de la formación nacionalista vasca. Su portavoz en esta materia, Joseba Agirretxea ha enumerado en su discursos algunos de los resultados que, sobre este tema, han recogido diferentes informes --de la Universidad de Alicante, del Defensor del Pueblo o CC.OO-- y que demuestran que las prisiones son lugares diseñados por y para los hombres.

Así, ha explicado que las presas no tienen igualdad de acceso a los mismos servicios de polideportivo o de zonas comunes que los hombres, alegando "circunstancias de seguridad", en este sentido, tampoco se les permite ceder a cursos en los que haya condenados por agresiones sexuales o por violencia de género por ser "potenciales víctimas" de estas personas. Esto, denuncia Agirretxea, les genera una "doble victimización".

Pero, además, denuncia que no hay formularios con lenguaje inclusivo, no hay valoración psicológica adaptada a sus necesidades o una lista de talleres formativos o de actividades amplios. Del mismo modo, el diputado vasco denuncia que se sigue empleando a estas mujeres en actividades como lavandería o limpieza, mientras que en centros como el de Albolote (Granada) se les obliga a ellas a limpiar los baños de la cárcel. mientras que a los presos hombres no.

DOBLE VICTIMIZACIÓN DE LA MUJER PRESA

Es por ello, que el texto reclama al Gobierno, en un plazo de seis meses, un informe sobre la situación de la población reclusa femenina en las cárceles del Estado que incluya las deficiencias existentes en materia de atención psicosanitaria, laboral, formativa y lúdica, así como la situación de las instalaciones, los módulos de maternidad o los protocolos de igualdad y de conciliación. Este documento, que deberá ser presentado ante la Comisión de Igualdad del Congreso, ha sido firmado por todos los grupos parlamentarios a excepción del PP y Vox.

A lo largo del debate, el PNV ha ido recibiendo el apoyo de la mayoría de grupos parlamentarios. Desde el PSOE, su portavoz de Igualdad, Laura Berja, ha calificado de necesaria porque reconoce que lo que se refiere al sistema penitenciario, es el hombre quien está "en el centro de todo". La socialista considera que el informe que pide PNV será una "buena herramienta" de diagnóstico" para el sector y ha advertido a "las derechas" que las políticas feministas "han llegado para quedarse".

También la representante de Unidas Podemos, la diputada de En Comú Mar García Puig, ha mostrado su apoyo a los nacionalistas vascos. En su opinión, son el "racismo" y la "misoginia" algunos de los problemas más difíciles a los que se enfrentan las mujeres presas y ha llamado a avanzar con en su día se hizo para que en las cárceles españolas situaran a las mujeres trans en los módulos de mujeres, reconociéndoles sus derechos.

Para EH Bildu, la discriminación de la mujer se "redobla" en prisión porque esa discriminación le llega de la Administración quien, a su juicio, es quien debería protegerla. La portavoz parlamentaria de la formación, Mertxe Aizpurua, ha señalado que de las 69 cárceles del país, solo 3 son exclusivas para mujeres, por lo que, en su mayoría, las presas ingresan en un régimen que no está pensado para sus necesidades. Aizpurua también ha destacado el machismo presente en los talleres de los centros: "corte y confección para ellas, mecánica para ellos", ha apuntado, antes de destacar que las salidas de las presas son "menos formativas y con menos expectativas de futuro".

REVISIÓN CON "MIRADA FEMINISTA"

"Un programa discriminatorio", así se ha referido la diputada de Equo, Inés Sabanés, a las opciones de reinserción que tienen las mujeres presas frente a los hombres. Además, ha lamentado que este tipo de temas apenas se tengan en cuenta en los debates parlamentarios. Su homóloga de Junts per Catalunya, Miriam Nogueras, ha puesto como ejemplo que las presas no pueden usar la piscina de la prisión las mismas horas que los hombres o a la misma formación "por ser menos numéricamente". "Hay que innovar e invertir", ha propuesto.

Mientras, la portavoz de Igualdad de ERC, Pilar Vallugera, ha llamado a "revisar" y "restructurar" con "mirada feminista" un sistema penitenciario y un poder judicial que, a su juicio, son "machistas". "La mujer vive el encarcelamiento de forma diferente y necesita soluciones distintas", ha apuntado por su parte el representante de Foro Asturias en el Congreso, Iñigo Martínez Oblanca.

Aunque Ciudadanos y PP no se han mostrado contrarios a la iniciativa si han sido críticos con su contenido, en tanto en cuanto se "olvida" de las mujeres funcionarias. La 'popular' María José García-Pelayo ha llamado a garantizar los derechos de las mujeres presas en prisión, pero ha reclamado la necesidad de reconocer también los de los funcionarios de prisiones a quienes "el Gobierno del PSOE", según ha explicado, ha "despreciado". El PP recuerda que son ellos quienes velan por la seguridad de las presas, por eso reclama que se aumente su plantilla, que sean declarados agentes de la autoridad o que se mejore su situación laboral y salarial.

Los naranjas, a través de su portavoz de Igualdad, Sara Giménez, también han pedido el reconocimiento como agentes de autoridad de estos profesionales. En concreto, ha pedido que se "ponga el ojo" en el sistema penintenciario a nivel global y se apliquen políticas de género en todos sus aspectos. Giménez ha relatado las situaciones de abuso, agresiones sexuales, miradas lascivas o masturbaciones que tienen que aguantar las funcionarias en su jornada laboral y ha explicado que muchas de ellas no denuncian por miedo. Aún así, ha explicado, se han registrado más de 2.000 denuncias por este tipo de actos en seis años.

VOX "CÓMPLICE" DEL MACHISMO

Finalmente, la portavoz de Vox en este debate, Carla Toscano, ha señalado que la iniciativa del PNV no tiene sentido porque "ya existe un programa de igualdad" en prisiones con el que se aplica la perspectiva de género y cree que el partido vasco la está usando dentro de la competición "patética" que existe en el Congreso para determinar qué partido "es el más progre y más feminista". "Ahora les viene bien para pactar con EH Bildu y PSOE en el País Vasco", ha declarado.

Toscano también ha pedido el reconocimiento de los funcionarios como agentes de la autoridad, pero no ven un problema en que un 7,53% de las mujeres tengan acceso a trabajo remunerado a través de la formación que reciben en prisión. A su juicio, las mujeres tienen el mismo régimen que los hombres, por lo que la igualdad está asegurada. En este sentido, ha usado su intervención para asegurar que las feministas usan a un colectivo para "victimizarlo y colectivizarlo" y convertirse así en la "única autoridad moral" para hablar "en su nombre". "No somos víctimas", ha declarado Toscano, antes de acusar a la izquierda de "mentir" sobre este tema.

Tras la intervención de Vox, tanto la portavoz de Unidas Podemos como la del PSOE han criticado que sigan negando la violencia de género, llegándoles a calificar de "cómplices" de la misma. El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha denunciado a la presidenta del Congreso estos calificativos pidiendo que fueran retirados del diario de sesiones. "Quienes niegan se convierten en cómplices del machismo y de la violencia", ha insistido la diputada socialista.

Para leer más