Publicado 21/04/2020 17:44:33 +02:00CET

El Consejo de Europa pide abordar el aumento "dramático" de la violencia contra las mujeres y doméstica en la pandemia

Una mujer protegida con mascarilla camina por la calle, durante el día 38 del estado de alarma en el país por la crisis del coronavirus. En Sevilla (Andalucía, España), a 21 de abril de 2020.
Una mujer protegida con mascarilla camina por la calle, durante el día 38 del estado de alarma en el país por la crisis del coronavirus. En Sevilla (Andalucía, España), a 21 de abril de 2020. - María José López - Europa Press

   MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Europa ha asegurado que desde el estallido de la pandemia del COVID-19 se ha producido un "aumento dramático" en los casos registrados de violencia contra las mujeres y violencia doméstica en los 47 estados que forman parte de esta organización internacional y en todo el mundo.

   En este contexto, el Comité de las Partes del Convenio del Consejo de Europa para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (Convenio de Estambul) ha emitido una declaración ante la crisis sanitaria. En ella, ha pedido a los Estados que la acción gubernamental durante la pandemia se oriente sobre sus normas y recomendaciones.

   "Es probable que las políticas de aislamiento y confinamiento tengan un aumento en el riesgo de la exposición de las niñas a todas las formas de violencia de género, incluida la violencia sexual" ha apuntado en el texto.

   Según ha señalado, dicho riesgo es "particularmente alto" para las mujeres y niñas que pertenecen a grupos desfavorecidos y en riesgo de discriminación, como es el caso de mujeres con discapacidad, mujeres en situación de prostitución, mujeres de edad avanzada, migrantes y solicitantes de asilo.

   Así, ha destacado la importancia de promover "respuestas coordinadas" ante desafíos comunes. Por ello, ante estas circunstancias excepcionales por el COVID-19, desde el Grupo de Expertos en Acción contra la Violencia contra Mujeres y violencia doméstica (GREVIO) han insistido en que los principios y los requisitos del Convenio de Estambul "proporcionan un marco para diseñar e implementar medidas para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres", así como "para contrarrestar la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica".

   Asimismo, los expertos del GREVIO han subrayado la obligación de los Estados parte en la Convención de Estambul de ejercer la diligencia debida "para prevenir, investigar, sancionar y reparar los actos de violencia", conforme a sus obligaciones en virtud del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

   Al respecto, han saludado el enfoque de aquellos estados que buscan formas innovadoras de adaptar sus respuestas institucionales a ante esa violencia que ha salido a la luz en el contexto actual. Así, ha llamado a los países a "mantener sus compromisos" con el Convenio de Estambul.

    Del mismo modo, el grupo de expertos ha reconocido la necesidad de realizar intercambios y cooperación entre los miembros y observadores del Comité de las Partes "para abordar el impacto a largo plazo y las consecuencias de la actual crisis en víctimas de violencia contra las mujeres y violencia doméstica".

    Por otro lado, en un anexo a la declaración, se proporcionan ejemplos específicos de cómo reaccionar ante el aumento de los casos de violencia contra la mujer. Muchos de esos ejemplos se corresponden con iniciativas que los Estados partes están poniendo en práctica actualmente.