El Consejo de Gobierno de la UB vota este jueves un nuevo protocolo contra el acoso sexual, tras denuncias de alumnos

Publicado 12/02/2014 14:03:48CET

BARCELONA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de la Universitat de Barcelona (UB) votará este jueves el protocolo general contra el acoso sexual, elaborado por la unidad de igualdad del centro y aprobado por el Consejo de Dirección el 24 de enero, ha informado este miércoles en un comunicado.

El nuevo protocolo, basado en los existentes en cuatro facultades --Bellas Artes, Biología, Derecho y Economía y Empresa-- desde 2010, llega después de que una decena de estudiantes llevara ante Fiscalía casos de abuso sexual realizados presuntamente por un catedrático de Sociología en 2008, lo que se archivó por prescripción, aunque el fiscal admitiera los hechos.

Según explicaron en diciembre a Europa Press los afectados, el catedrático les proponía encuentros y enviaba correos electrónicos con contenidos sexuales, y alertaron de que "era el 'sheriff' de la universidad" y no se estaba haciendo nada para detenerlo, aseguraron.

Con el nuevo protocolo, la UB se quiere dotar de un marco general de actuación para "prevenir, identificar y dar respuesta a las conductas de acoso sexual" con más celeridad al establecer un procedimiento de actuación cuando se detecten estos casos y garantizar la protección y acompañamiento de las víctimas.

Las víctimas tendrán a su disposición los instrumentos necesarios para presentar una queja en las comisiones de igualdad de las facultades o en la unidad de igualdad de la UB, y posteriormente se estudiará el caso en la comisión contra la violencia de género de la UB, que recogerá toda la información, contactará con los afectados y elaborará un informe con su propuesta.

Si el informe recomienda abrir un expediente disciplinario, que determinará la responsabilidad del demandado y las medidas correctoras de la situación, se trasladará el caso al Rectorado.

El nuevo protocolo se complementará con una guía de recursos universitarios contra la violencia de género, el desarrollo de campañas informativas para la comunidad universitaria destinadas a la prevención, y la revisión del funcionamiento de estas políticas, a través de un estudio cada tres años sobre la efectividad de las medidas de prevención y formativas.

La UB ha expresado que con el nuevo documento reafirman la "tolerancia cero" en relación a cualquier forma de acoso, y se compromete a mantener la protección a las personas de la comunidad que sean víctimas de estos comportamientos y a colaborar con la justicia.