Publicado 23/04/2020 18:40CET

Coronavirus.- Patronales de la Dependencia piden al Gobierno el reconocimiento de las residencias durante la pandemia

Fachada de la Residencia Usera Domusvi (Madrid), denunciada por el sindicato Progresa ante Inspección de Trabajo por la situación en la que viven los trabajadores y usuarios del centro de mayores
Fachada de la Residencia Usera Domusvi (Madrid), denunciada por el sindicato Progresa ante Inspección de Trabajo por la situación en la que viven los trabajadores y usuarios del centro de mayores - Eduardo Parra - Europa Press

Denuncian que el "despliegue" en el ámbito sanitario no se ha dado en los centros de mayores

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Estatal de Entidades de Servicios de Ayuda a Domicilio (ASADE) y la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE) piden al Gobierno el reconocimiento de la labor que están desarrollando las residencias de mayores y dependientes en la lucha contra el COVID-19, y que éste apoyo se muestre este domingo 26 de abril.

Según las patronales, las residencias han sido "las grandes abandonadas" en la pandemia, recordando que los ancianos usuarios de estos centros han sido uno de los colectivos más afectados por el coronavirus.

"Es cierto que el sistema sanitario se ha visto desbordado pese al esfuerzo titánico de su personal médico, de enfermería, limpieza, celadores, auxiliares, gerocultoras y demás trabajadores --lamentan ambas en un comunicado conjunto--. No podemos sino sumarnos al aprecio y reconocimiento generalizado en tan ingente tarea. Ahora bien, contrastan las medidas adoptadas en el ámbito sanitario con las de asistencia de residencias".

Por ejemplo, indican que en el ámbito sanitario se ha aumentado la capacidad de camas y UCI mediante la dedicación en exclusiva de centros hospitalarios, mientras que este "despliegue" no se ha dado en el sector de las residencias, según denuncian.

"Pese a todas estas carencias de las que hemos ido informando puntualmente, el compromiso, entrega y dedicación de nuestro personal ha sido cuanto menos igual de destacable que el del personal de los centros sanitarios", advierten.

Según las patronales, tampoco ha habido "el debido reconocimiento público" a la labor de las residencias ni de su personal por parte de las autoridades, así como de los medios de comunicación.

"En las residencias se hallaban cadáveres, sin tener en cuenta que era porque los servicios funerarios, también sobrepasados, no venían a recogerlos, no se prestaba la precisa asistencia sanitaria, ignorando que son centros asistenciales. No se enviaban médicos o ambulancias, pero sí se enviaba a la fiscalía", explican.

Además, "cuando la residencia ha sido intervenida, silenciando que muchas veces era a petición propia, se ha transmitido la idea de que era debido a la ineptitud de su personal, cuya actuación se ha desarrollado bajo sospechas o amenazas", continúan.

Su labor ha sido, según ASADE y AESTE, "encomiable". "Lo han dado todo por cuidar de sus residentes: doblando turnos, haciendo cualquier tarea que fuera necesaria, incluso quedándose a vivir en las residencias para no convertirse en vehículos de contagio y, sin embargo, sobre ellos ha pesado una sospecha generalizada sobre lo que estaba pasando en las residencias", lamentan, añadiendo que "uno de los aspectos más dolorosos" en este primer mes de confinamiento ha sido "la sensación de abandono también en los mensajes de las autoridades y el tratamiento informativo de la situación".

No obstante, consideran que "aún" hay tiempo de revertir la situación en este segundo mes de confinamiento, "aprender de los errores y de la experiencia atesorada".

MEDIDAS PRIORITARIAS

Así, insisten en pedir algunas medidas que, a su juicio, son "prioritarias" para el sector, como la realización "programada y coordinada" de test tanto a residentes como a trabajadores, así como más material de protección individual.

También quieren que las residencias cuenten con personal sanitario, ya que, según indican, hay "algunas" que ya cuentan con personal médico y de enfermería, y que se acuerden medidas de intervención, tanto de medios humanos como materiales.

Con respecto a la distribución por comunidades autónomas del Fondo Social Extraordinario que se dotó con 300 millones de euros para reforzar las políticas sociales y de atención a las familias, especialmente a los más vulnerables, las patronales aseguran que necesitan que estos fondos lleguen "cuanto antes".

Asimismo, piden medidas legales para adecuar la nueva operativa en las residencias de titularidad pública, que permita adaptar este "súbito y sobrevenido cambio a la realidad imperante frente a las condiciones que obran en los pliegos por los que se rigen estos centros".

Para leer más