Cuatro científicas viajan a la Antártida para visibilizar a las mujeres: "Que nuestras voces sean escuchadas"

Científicas españolas del #AccionaTeam que viajarán a la Antártida
EUROPA PRESS
Publicado 06/02/2018 14:24:40CET

   MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Cuatro científicas partirán el próximo 14 de febrero rumbo a la Antártida para aprender sobre los efectos que tiene el cambio climático con la idea de desarrollar proyectos, así como para visibilizar a las mujeres científicas e impulsar su importancia a la hora de combatir el cambio climático.

   "Queremos que nuestras voces sean escuchadas", ha señalado este martes en rueda de prensa Alicia Pérez Porro, bióloga marina y una de las participantes de este equipo, el #AccionaTeam. "La lucha contra el cambio climático no puede prescindir del 50% de la población, de las mujeres", ha indicado.

   Las investigadoras --tres españolas y una francesa--, que representan a España gracias al patrocinio de Acciona, forman parte de Homeward Bound Project, una iniciativa de liderazgo y empoderamiento para mujeres en el ámbito científico y tecnológico de la que forma parte un equipo internacional de 80 mujeres.

   Tras un año de trabajo, el cuarteto de expertas partirá la semana que viene al continente helado, donde permanecerán tres semanas observando de primera mano los efectos del cambio climático, aprendiendo y compartiendo sus avances en este campo con otras 76 científicas que también participan en Homeward Bound.

   La idea, tal y como afirma la investigadora especializada en producción de biocombustible en algas verdes Alexandra Dubini, también participante del #AccionaTeam, no es realizar investigación 'in situ' durante la expedición, sino visitar estaciones científicas de China, Rusia, Reino Unido, Argentina y Estados Unidos para "aprender las unas de las otras", elaborar más tarde un plan de acción y desarrollar proyectos futuros, así como integrarse en equipos de investigación tradicionalmente liderados por hombres.

   "No estamos bien representadas en la toma de decisiones", lamenta Pérez Porro. Para ello, durante un año, este equipo ha mantenido reuniones mensuales donde recibieron formación en liderazgo, estrategia y visibilidad.

   Aunque esta expedición integrada exclusivamente por mujeres está rodeada de "una fuerte carga simbólica", el objetivo final es "cambiar el imaginario colectivo" que se tiene sobre las científicas, con el fin de que se entienda que las mujeres pueden "llegar a cualquier parte", según indica Pérez Porro.

   La investigadora sostiene que está demostrado que son más "eficientes" los equipos integrados equitativamente entre hombres y mujeres, por lo que de este modo, creen firmemente que "la solución al cambio climático puede estar en la inclusión de la mujer". "Queremos que nuestras voces sean escuchadas, tenemos mucho que aportar", insiste la experta. "Además, podemos dar un nuevo punto de vista", agrega Dubini.

"NO PARECES CIENTÍFICA"

   Las tres científicas que han estado presentes en el acto están de acuerdo en señalar en que la brecha de género en el ámbito de la ciencia es "muy grande". "No se les potencia el interés en carreras STEM [Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés]", dice Uxúa López, ingeniera de telecomunicaciones y experta en energías renovables, que critica que a las chicas se les diga "qué guapa estás" y a ellos "qué listo eres". Otro de los motivos de esta brecha de género para López es la maternidad, a su juicio, "penalizada socialmente".

   Preguntadas sobre si alguna vez han sentido discriminación por ser científicas, las tres también coinciden en que, "en general, la discriminación laboral es bastante sutil" en el mundo científico, pero cada una tiene una "percepción diferente" por el contexto y las circunstancias que han vivido. Por ejemplo, Dubini tuvo "suerte" de no experimentarla porque ha tenido una jefa, si bien indica que una vez la confundieron con la 'canguro' por el hecho de ser mujer.

   En este sentido, la vestimenta femenina e incluso llevar maquillaje influyan a la hora de pensar que una mujer no se dedica a la ciencia y la investigación. "Alguna vez me han dicho: no pareces científica", apunta por su parte Pérez Porro, que defiende que la feminidad puede "compaginarse" con ser científica y eso se demuestra dando una "supercharla" sobre su trabajo. "Todas hemos sufrido discriminación en nuestras carnes", resume.

FINANCIACIÓN: 16.000 DÓLARES POR PERSONA

   El equipo español --en el que también participa Ana Payo, que ya se encuentra en Argentina para poner rumbo a la Antártida-- trabaja concretamente en el cambio climático y en su impacto sobre la mujer, pero tiene también otro objetivo. "Nos gustaría que el mensaje fuera que la ciencia española es buena, pero nos falta apoyo", subraya Porro.

   Las cuatro integrantes del #AccionaTeam fueron seleccionadas entre más de 300 candidatas de todo el mundo para participar en Homeward Bound Project. Las elegidas han tenido que hacer frente a los gastos de la expedición por su cuenta, unos 16.000 dólares por persona. Esta cantidad se eleva hasta los 20.000 si se añaden gastos adicionales como seguro de viaje y seguro médico.

   Para hacer frente a estos gastos, las investigadoras cuentan con varios 'sponsors' --entre ellos Acciona--, pero también confiesan que han tenido que elaborar campañas de crowfunding y charlas para conseguir el resto de financiación. "Aquí se excluye a la gente que no se lo ha podido pagar", apunta Dubini, que avisa de que esta cuestión "es independiente del género".

   El equipo español pondrá rumbo a la Antártida el 14 de febrero. Llegarán a Ushuaia (Argentina) el día 15, donde se encontrarán con el resto de participantes de Homeward Bound. Desde allí partirán en barco a la Antártida, donde permanecerán cerca de un mes.

   El objetivo de Homeward Bound, que nació en Australia en 2016, es crear una red de 1.000 científicas destacadas en la lucha contra este problema global de aquí a diez años, para que trabajen juntas en proyectos de diversos ámbitos y con impacto en diferentes comunidades, dando así visibilidad a las mujeres en la ciencia.