Actualizado 26/04/2007 18:01 CET

Defensor del Menor cree que sólo se debe pedir en "último extremo" que los Gobiernos asuman la tutela de menores

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, aseguró hoy que pedir a las Comunidades Autónomas que se hagan cargo de los menores problemáticos como ha ocurrido con el caso de una familia de Gijón debe ser sólo una solución a la que se debe recurrir "en último extremo".

En declaraciones a Europa Press, indicó que este caso en concreto, en el que una madre ha pedido al Gobierno asturiano que se haga cargo de su hija de 13 años, debe ser "estudiado con cuidado" para ver si la niña sufre un "trastorno de conducta", que formaría parte incluso de un problema médico, o si éste es educativo.

Así, Canalda abogó por "trabajar para detectar los casos a tiempo" y aplicar medidas como las que se toman desde el Instituto madrileño de Menores y Familia, cuyos expertos intentan minimizar conflictos entre padres e hijos.

Además, destacó que casos como éste deben servir para "aprender que no hay que llegar a estos extremos" sino que es necesario "buscar soluciones antes", cuando se percibe que el niño o niña tiene síntomas de ser problemáticos. "Hay que ser ágiles en el ámbito educativo y en el familiar para detectar problemas e intentar buscar soluciones", sostuvo.