La Eurocámara pide un plan de apoyo para las abuelas que cuidan de sus nietos

Actualizado 07/09/2010 18:26:33 CET
- EP

ESTRASBURGO (FRANCIA), 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo ha pedido este martes a la Comisión que presente antes de finalizar 2011 un plan de acción con medidas para reforzar la solidaridad intergeneracional, como sistemas de apoyo a las mujeres que se encargan de sus nietos mientras los padres trabajan.

Este plan también debería contemplar cambios para mejorar la coherencia de las pensiones, los permisos para prestar cuidados y el trabajo a tiempo parcial, así como más recursos para la investigación científica relacionada con el envejecimiento.

La Cámara de Estrasburgo quiere igualmente aprovechar los conocimientos y experiencia profesional de las personas mayores creando asociaciones que asesoren en la búsqueda de empleo.

El informe parlamentario defiende, en general, la discriminación positiva para mejorar la situación de las mujeres mayores y reclama a los Estados miembros campañas de información para resaltar el valor social de la gente mayor.

El texto, que ha cosechado 562 votos a favor, 78 en contra y 29 abstenciones, pide también a los Estados miembros crear permisos pagados por motivos de atención distintos del parental e insiste en que las ocupaciones del hogar limitan a quienes ejercen esta labor las posibilidades de trabajar fuera de casa.

Por eso, los eurodiputados han defendido que una forma de reducir la pobreza de las mujeres de edad avanzada es recurriendo a sistemas flexibles, como el trabajo a tiempo parcial y el trabajo compartido.

El texto adoptado este martes concluye que es necesaria una política global de apoyo a los cuidadores informales, en gran mayoría mujeres, que abarque entre otros aspectos "su estatuto, sus derechos a prestaciones y sus derechos a la seguridad social, la prestación de servicios sociales y de apoyo y la disponibilidad de servicios de cuidados profesionales".

Por otro lado, solicita que se fomenten las políticas de apoyo al núcleo familiar, que faciliten la decisión de si optan por cuidar ellos mismos de sus familiares mayores de edad o si piden servicios sociales complementarios, y que en ambos casos la ayuda esté retribuida.