El Gobierno celebra el aumento de denuncias por violencia de género, pero avisa de "una bolsa de maltrato oculto"

Publicado 17/06/2019 18:47:12CET
EUROPA PRESS - Archivo

   Destaca que cada vez menos mujeres se acojan a la dispensa de la obligación de declarar contra su agresor

   MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Delegada del Gobierno para la Violencia de Género en funciones, Rebeca Palomo, ha defendido, ante el aumento de las denuncias por violencia de género en el primer trimestre de 2019 presentadas en los órganos judiciales, que "el mensaje está llegando", aunque ha avisado de que "existe una bolsa de maltrato oculto".

   Así lo ha manifestado en declaraciones a Europa Press, tras publicarse la estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGJP), que reflejan que en los primeros tres meses del año se incrementaron un 1,9% las denuncias, al contabilizarse 40.319 frente a las 39.586 de los tres primeros meses de 2018.

   "Estos datos nos invitan a pensar que el mensaje está llegando", ha afirmado Palomo, explicando que desde las distintas instituciones con responsabilidad en la lucha contra la violencia de género se insiste "constantemente" en la necesidad de que las víctimas acudan al sistema, ya sea interponiendo denuncia o a través de los servicios y recursos de las administraciones que les ofrecen apoyo y asesoramiento.

   Pese a todo, Palomo ha incidido en que "existe una bolsa de maltrato oculto", de mujeres que sufren violencia "pero que no denuncian a su agresor o que tardan tiempo en dar el primer paso para contar el maltrato que sufren". "Las cargas familiares o la dependencia económica, sumadas en muchas ocasiones al miedo al agresor o al sentimiento de culpa y vergüenza, provocan que las mujeres no den el paso", ha declarado a Europa Press.

   De acuerdo a los datos del CGPJ, un 73,6% de las denuncias fueron presentadas por la propia víctima, lo que supone un incremento de cinco puntos sobre el porcentaje observado en el primer trimestre del año anterior.

   Respecto a este dato, Palomo ha apuntado que las medidas adoptadas en el marco de la lucha contra la violencia de género pretenden "empoderar a las mujeres que sufren maltrato, para que tomen conciencia de su situación y puedan verbalizarla y denunciarla", entre otras cosas. "Es positivo que sean ellas quienes tomen la decisión de denunciar", ha afirmado.

   Según las cifras del CGPJ, en el primer trimestre de 2019 se constata un descenso en las denuncias presentadas por familiares, que se situaron en un 1,73% del total, frente al 2,5% del primer trimestre de 2018. "En aquellos casos en los que las víctimas no se atreven a denunciar y es necesario que los familiares sean los que alerten a las autoridades de la situación", ha reivindicado Palomo.

   No obstante, en su opinión, "el papel fundamental" de los entornos de las víctimas de violencia de género "es prestar apoyo y acompañamiento a las mujeres para afrontar el proceso de la denuncia".

    El CGPJ registra, por primera vez en la historia, una cifra de mujeres que se acogieron a la dispensa de la obligación de declarar por debajo del 10% del total de las víctimas. La delegada del Gobierno ha celebrado este dato, ya que, según ha subrayado, la declaración es "en muchos casos, la única prueba de una situación de violencia".

   "Que cada vez menos mujeres se acojan a la dispensa puede responder a una mayor confianza en el sistema, que favorece la presentación de la denuncia y mantenerla durante todo el proceso penal, por un lado, y a una decisión más firme por parte de las mujeres de acabar con su relación con el maltratador", ha aseverado a Europa Press.

   Por último, preguntada por el repunte en el número de menores enjuiciados, que ascienden a 74, frente a los 59 menores del primer trimestre de 2018, Palomo cree que "conviene esperar" y "ver cómo evoluciona este indicador", si bien ha remarcado que "la población joven es objetivo prioritario en la lucha contra la violencia de género", tal y como establece el Pacto de Estado contra la violencia de género.

Para leer más