Publicado 07/03/2021 12:32CET

Mujeres ante la pandemia: teletrabajo, resiliencia y emprendimiento

Testimonios de mujeres por el especial de EPSocial del 8 de marzo de 2021
Testimonios de mujeres por el especial de EPSocial del 8 de marzo de 2021 - EUROPA PRESS

   MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Mujeres de diferentes ámbitos y empleos relatan a Europa Press sus vivencias en este año marcado por la Covid-19. Ocho mujeres que unen sus voces para contar su día a día hasta llegar a este 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer.

   Fue la pandemia y las medidas impuestas para evitar la propagación del virus lo que obligó a muchas compañías a imponer el teletrabajo, que hasta entonces estaba poco extendido en la sociedad española. Sin embargo, según el INE, actualmente en España un total de 3,01 millones de personas teletrabajan de forma habitual, una cifra que supone el triple a la registrada en 2019, cuando trabajaban desde casa únicamente 915.800 personas. Es la tasa más alta de la década y los expertos creen que marcará una tendencia en los próximos años. De hecho, a mediados de octubre entró en vigor la ley que regula el trabajo a distancia.

   "El estallido de la emergencia sanitaria trajo consigo momentos complejos y cargados de una gran incertidumbre. De la noche a la mañana, todos tuvimos que adaptar nuestras rutinas y el funcionamiento de nuestras compañías a una situación sin precedentes en la que nos hemos visto obligados a reaccionar con una gran rapidez e ir aprendiendo sobre la marcha", reconoce Vanessa Prats, vicepresidenta y directora general de P&G en España y Portugal.

   "Conciliar la vida personal y laboral en un momento así, en el que hemos tenido que echar toda la carne en el asador para asegurar la solidez de nuestros negocios, ha sido un gran desafío. Con el paso de los meses, además, hemos querido hacer hincapié en la importancia de conciliar, algo que a veces se torna complejo con el teletrabajo tan presente. Para ello, hemos regulado de manera más estricta los horarios de reuniones y hemos tratado de crear espacio para la desconexión digital", relata.

   Pero no todos los colectivos tuvieron las mismas facilidades para conciliar, como ocurre con las mujeres rurales. "Durante plena crisis sanitaria han sido las mujeres rurales las que han visto aumentadas las horas de cuidados en el hogar, sobre todo al haber tenido a sus hijos más tiempo en casa y dedicado más atención a sus mayores. Toda esta carga sumada a su trabajo diario fuera de casa. Una verdadera hazaña para heroínas sin nombre ni medallas", rememora Juana Borrego, presidenta nacional de la Federación de la Mujer Rural FEMUR.

   "Ahora, casi un año después, la situación sigue siendo muy similar. Sin duda en ellas recae con más fuerza la tarea de velar por la salud física y emocional de toda su familia, además de su trabajo cotidiano", denuncia. Por ello, asegura que la Covid-19 "para la mujer rural es una carga" pero explica que desde FEMUR trabajan para acelerar "la transformación digital de las mujeres rurales para lograr emprender y lograr así un pleno empoderamiento".

   Otros sectores donde la presencialidad es imprescindible, como el del taxi, también han tenido dificultades para conciliar, como explica María Argentina Rodríguez, taxista de la plataforma de movilidad Free Now. "El sector del taxi me otorga la facilidad de conciliar, ya que soy mi propia jefa" aunque lamenta que, "a día de hoy, debido a la pandemia es más difícil conciliar, porque el trabajo se concentra durante las horas de días, mientras antes hacía turnos de tarde-noche".

   Argentina, que lleva en el sector desde 2007 y que decidió emplearse en el mismo por su padre --de quien mantiene un buen recuerdo de cuando era niña recorriendo las calles de la ciudad en su taxi--, reconoce que esta viviendo la situación actual "con miedo y pena". Durante los meses más duros trabajó llevando, tanto a sanitarios como a ciudadanos, a centros de salud o a localizaciones donde no se podían desplazar en otro medio de transporte. "He empatizado con cada uno de ellos y me he visto más que arropada cuando las calles estaban vacías y solo se escuchaba el eco de las sirenas", rememora.

   El trabajo de los sanitarios durante la pandemia ha sido especialmente duro, como constata la psicóloga Bárbara Casamor, quien forma parte del servicio de atención a sanitarios 'Tele Apoyo Psicológico' puesto en marcha por Fundación "la Caixa" y Fundación Galatea. En este primer año, ha atendido a cerca de 1.066 profesionales de la salud. El 76% de la demanda expresada hasta ahora es por sufrimiento emocional.

   "Hay personas que han aguantado y al final también han caído, hay un elevado nivel de agotamiento", añade. Un agotamiento que también ha experimentado en primera persona pues, como recuerda, en el primer pico de la pandemia no dejó "de trabajar todos los días". Sobre si la pandemia afecta más a mujeres que a hombres, Casamor indica que "el malestar puede ser el mismo pero en el rol de género femenino hay más facilidad para pedir ayuda, expresar el malestar y compartir".

   Otras mujeres han extraído enseñanzas de la pandemia, como Olaya Díaz-Parreño, quien lleva trabajando desde noviembre de 2019 en Grupo SIFU, Centro Especial de Empleo que ofrece opciones laborales para personas con discapacidad. Actualmente, ocupa el segundo puesto de responsabilidad de la delegación de Grupo SIFU en Girona.

   "El confinamiento y el teletrabajo me han fortalecido y me han hecho madurar profesionalmente. En la actualidad, he asumido nuevas responsabilidades y se trata de un trabajo con el que disfruto especialmente porque todas las personas merecen que se las escuche", relata. Olaya, además de una gran compañera muy querida y valorada por el resto de su equipo, aprovecha su tiempo libre dedicándoselo a su pareja, a su familia y a su pasión: seguir aprendiendo. Ahora está trabajando duro en un curso B2- Inglés.

   María del Puy Alvarado, productora en Malvalanda, también aprovechó el confinamiento para "fomentar la parte de desarrollo" al paralizarse los rodajes, que ya se han recuperado con medidas de seguridad. "Quiero ser optimista y pensar que las salas recuperarán su público y que podremos volver a rodar con tranquilidad", afirma.

FUTURO ESPERANZADOR

   Paro femenino y Covid también han ido de la mano durante la pandemia. En España, en lo que va de año, el paro supera los 4 millones por primera vez desde 2016 y las mujeres continúan ocupando más de la mitad de esa cifra. Según Eurostat, España es el segundo estado miembro con una mayor tasa media de paro femenino, por detrás de Grecia.

   No obstante, Patricia Lajara, experta internacional en el ámbito de los Recursos Humanos, con 15 años de experiencia en departamentos de personal de grandes marcas multinacionales, no cree que el futuro laboral "pinte oscuro" para la mujer.

   "Somos el 8º país del mundo en igualdad de género según el Foro Económico Mundial. Además, la presencia en empresas españolas del IBEX 35 ha aumentado hasta el 31,2% en 2020 según el último Informe de Mujeres en el IBEX del IESE y Atrevia, alcanzando por primera vez el objetivo histórico de paridad de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)" enfatiza.

   De cara al futuro, augura "el fin de la ejecutiva nómada" debido a la "deslocalización por la implantación del trabajo no presencial". "Podremos elegir la ciudad donde trabajemos y formemos una vida, pese a que nuestro empleo está en otra ciudad o incluso país, lo que abre un abanico de posibilidades laborales y de enriquecimiento personal", vaticina.

   En la misma línea optimista se manifiesta Karla Alarcón, directora general de Fundación Everis, que pide "que cada vez sea mayor el número de mujeres que lideren los cambios". "Que las nuevas generaciones sigan el ejemplo de las mujeres que han emprendido y no sólo en el ámbito empresarial, también en el ámbito familiar, educativo, personal".

   "Porque emprender no es sólo sacar adelante una startup, es también tener la capacidad de detectar una necesidad y proponer una solución, de perseverar, de romper techos de cristal, de ser los protagonistas de ese cambio positivo que queremos en la sociedad", apostilla.

Para leer más