Publicado 25/06/2016 12:15CET

La ONU alerta de que la tortura está "ganando aceptación" en el mundo

Preso en Guantánamo
REUTERS

   MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, ha mostrado preocupación ante las torturas ya que, a pesar de la prohibición absoluta, esta "práctica deshumanizante" sigue siendo generalizada y "está incluso ganando aceptación", con motivo del XIX celebración del Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura que se celebra este domingo 26 de junio.

   El secretario general afirma que la ley es "muy clara" con este aspecto y señala que "no se puede recurrir a la tortura en ningún momento ni bajo ninguna circunstancia", incluso durante un conflicto o cuando esté en peligro la seguridad nacional. La tortura se considera un crimen en el derecho internacional y forma parte del derecho internacional consuetudinario, es decir, que es vinculante para todos los miembros de la comunidad internacional aunque ese Estado no haya ratificado los tratados internacionales en los que se prohíbe explícitamente la tortura.

   Además, Ban Ki-Moon incide en la responsabilidad de los Estados para "velar por que las víctimas de la tortura bajo su jurisdicción obtengan reparación", según estipula la Convención contra la Tortura, ratificada por 159 Estados Partes. Asimismo, recuerda que cuando los Estados descuidan esta obligación, "el Fondo de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para las Víctimas de la Tortura constituye un último recurso esencial".

   Por ello, el secretario general insta a los Estados a que sigan respaldando el Fondo que este año cumple 35 años y que requiere 12 millones de dólares anuales en contribuciones voluntarias para llevar a cabo su labor: apoyar a cientos de organizaciones que prestan asistencia letrada, social, psicológica y médica a unas 50.000 víctimas por año. "La asistencia a las víctimas de la tortura y la erradicación de este crimen beneficiará a sociedades enteras", concluye.

   La ONU ha destacado en numerosas ocasiones la importancia del trabajo de las ONG en la lucha contra la tortura ya que, tal y como señala en su web, "el trabajo de los centros de rehabilitación y de las organizaciones de todo el mundo han demostrado que las víctimas pueden hacer la transición desde el horror a la curación".

Para leer más