Publicado 13/04/2020 19:13:26 +02:00CET

Plena Inclusión estima unos 100 fallecidos en centros para personas con discapacidad intelectual durante la pandemia

Un furgón funerario sale del Palacio de Hielo de Majadahonda-La Nevera durante el segundo día de funcionamiento como morgue de la instalación habilitada para recibir alrededor de 440 fallecidos víctimas del coronavirus. Cuenta con 1.800 metros cuadrados y
Un furgón funerario sale del Palacio de Hielo de Majadahonda-La Nevera durante el segundo día de funcionamiento como morgue de la instalación habilitada para recibir alrededor de 440 fallecidos víctimas del coronavirus. Cuenta con 1.800 metros cuadrados y - Ricardo Rubio - Europa Press

   MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   En torno a un centenar de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo usuarias de residencias o centros tutelados han fallecido en España en el marco de la crisis provocada por la extensión de la pandemia del coronavirus, según las estimaciones de la ONG Plena Inclusión.

   "Son estimaciones, que hay que tomar con prudencia", explica el director de Plena Inclusión, Enrique Galván, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que recuerda que la entidad dispone de unas 17.000 plazas para personas con discapacidad intelectual en 1.000 dispositivos residenciales (residencias y pisos tutelados) de todo el país.

   El director de Plena Inclusión --entidad formada por 17 federaciones autonómicas, Ceuta y Melilla, y casi 900 asociaciones en toda España-- detalla que "la mayoría" del citado centenar de personas fallecidas fueron trasladados a hospitales donde han muerto, mientras que otras lo ha hecho en la propia residencia.

   Asimismo, precisa que las muertes se han localizado en determinadas comunidades autónomas: Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid y Andalucía. "En otras regiones el impacto es mejor", apostilla.

   En este contexto, Galván señala que algunas de las residencias de Plena Inclusión son "grandes" centros, pero la entidad lleva "ya varios años" intentando implementar modelos "más pequeños, incluso viviendas". "Tener pisos tutelados y viviendas pequeñas es una medida que ha protegido a parte de la población que nosotros atendemos", subraya.

   Respecto al número de personas contagiadas por coronavirus en sus centros, Enrique Galván apunta a Europa Press que unas 1.000 personas están infectadas por COVID-19, "una proporción casi del 50 por ciento entre residentes y profesionales". Así, destaca el valor del trabajo realizado por las personas que cuidan a los residentes. "Lo están haciendo de una manera excepcional", recalca.

FALTA DE MEDIOS

   Por otro lado, denuncia que están sufriendo una "falta importante de medios", tanto materiales como humanos. De este modo, recuerda que Plena Inclusión ha tenido que abastecerse de materiales de protección en el mercado porque "no llegan en la cantidad necesaria para los residentes y los profesionales", situación que se agrava cuando se recomienda el uso generalizado de mascarillas.

   En este sentido, Enrique Galván asegura que tampoco se están pudiendo realizar test rápidos de diagnóstico a aquellos residentes que presentan síntomas, "una de las demandas del colectivo" para poder aplicar los protocolos "de forma adecuada" en los servicios residenciales.

   Además, reclama mayor apoyo sanitario en las propias residencias y pisos tutelados, así como accesibilidad en los protocolos de los centros sanitarios y hospitalarios y que "se tengan en cuenta las especiales condiciones de las personas con discapacidad intelectual, que muchas veces necesitan información más sencilla, a través de pictogramas, lectura fácil, etc".

   Se estima que en España hay en torno a 63.610 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que presentan necesidades de apoyo complejas, ya sea por la presencia de otras discapacidades (físicas, sensoriales, etc.) como por la de problemas de conducta o trastornos de la salud mental.

Para leer más