Proyecto Esperanza atendió a 194 víctimas de trata en 2018, un 71% de entre 18 y 30 años

Publicado 29/03/2019 18:54:25CET
PROYECTO ESPERANZA

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Proyecto Esperanza de la Congregación de Religiosas Adoratrices atendió en 2018 a 194 víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual, el 71% con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, lo que supone un aumento de once puntos respecto al año anterior. Según los datos de la memoria anual de la ONG, la mayoría de las mujeres atendidas era de procedencia nigeriana, aunque también de países como Colombia, Vietnam, Venezuela, R.D Congo y Rumanía.

"Destacamos este año el aumento de mujeres, presuntas víctimas de trata, procedentes de Vietnam detectadas en frontera en el aeropuerto de Barajas en Madrid. Esto ha implicado por nuestra parte, el refuerzo de la coordinación con los grupos policiales especializados en la investigación de los casos de Asia de la Brigada contra la Trata de Seres Humanos de Policía Nacional", expone la responsable del Departamento de Detección e Identificación del Proyecto Esperanza, Margarita García Alemany.

La organización también ofrece en su memoria anual una recopilación estadística de sus 20 años de actividad, tiempo durante el que ha atendido a 1.047 mujeres de 73 nacionalidades diferentes. "En 1999 arrancamos nuestra andadura en un contexto muy difícil, cuando la trata era aún un problema ampliamente desconocido en España y no existían ni legislación, ni planes de actuación, ni presupuesto para poder atender a las víctimas", destaca la directora del Proyecto Esperanza, Ana Almarza.

Tras detectar los casos, el proyecto ofrece apoyo especializado, recursos residenciales y casas de acogida con la cobertura de necesidades básicas y facilita servicios de información y apoyo en el ámbito médico, psicológico, educativo, jurídico y socio laboral, ofrecidos desde un centro. Según explica, en Proyecto Esperanza hacen una valoración individual de cada caso y diseñan un plan de intervención personalizado junto a la víctima con el objetivo de lograr su recuperación.

40 MUJERES LOGRARON UN EMPLEO

El año pasado, el Proyecto Esperanza facilitó a 97 mujeres víctimas de la trata el acceso a la justicia, así como a una situación administrativa regular, para el ejercicio efectivo de sus derechos. Además, el departamento de orientación sociolaboral atendió a 51 mujeres. 16 de ellas accedieron a una beca de estudio y 40 lograron un empleo de las que el 43% mantuvieron uno por más de 600 horas anuales.

El proyecto trabaja también en la detección de casos desde una perspectiva de género y de Derechos Humanos, y el año pasado ha recibido 175 comunicaciones a las que dio respuesta un equipo en menos de tres horas en el 85% de los casos. Según la organización, un total de 131 mujeres fueron detectadas como presuntas víctimas.

El departamento de trabajo social atendió a 128 mujeres a lo largo del año. El 71% de las mujeres logran acceder a las prestaciones económicas solicitadas a la administración pública para ayudas económicas y un 69% consigue acceder a su tarjeta sanitaria. Además, según la ONG, se ha consolidado el programa de piso de alquiler Social que ha facilitado a cinco mujeres y dos menores el acceso a una vivienda y a un contrato de alquiler de habitación.

Por otra parte, su programa de acompañamiento educativo atendió a 43 mujeres y un bebé, tanto en servicios residenciales en sus tres fases de acogida, como en el centro día. "El 78% de las mujeres que acceden a la primera fase de acogida y restablecimiento presenta mejoría en los diez primeros días", aseguran desde la ONG.

"Somos testigos de procesos liberadores para las mujeres supervivientes de la trata, al principio somos acompañante y acompañada pero, a medida que crece la confianza, nos convertimos en compañeras de camino. Nuestra intervención promueve un contexto resiliente y evita la revictimización", afirma Ana Almarza.