Actualizado 07/10/2010 18:15 CET

Soraya Rodríguez defiende que las políticas de género sean políticas de Estado

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, ha subrayado este jueves la importancia de que en los países de América Latina las políticas de género sean "políticas de Estado", porque los problemas que afectan a las mujeres "no son sólo problemas de las mujeres".

Durante su intervención en uno de los encuentros organizados en el marco de 'Ágora. América Latina. 100 voces diferentes, un compromiso común', Rodríguez ha afirmado que esos problemas conciernen "a toda la sociedad, al Estado, a la democracia".

Ha destacado que las mujeres "ocupan un espacio muy importante" tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo. "Otra cosa es que se les reconozca", añadió. Por ello, "coartar su participación es obstaculizar el desarrollo", ha dicho.

Habiendo reconocido la especial relevancia del papel de la mujer en las sociedades de los países menos desarrollados, la Cooperación española --explica--, ha optado por aplicar una "estrategia de género" que rige todas sus actuaciones, en lugar de llevar a cabo "programas de género".

Rodríguez ha señalado que la perspectiva de género debe tener "una visión absolutamente horizontal" y los distintos programas deben "converger en la igualdad de los ciudadanos, con la igualdad de género como 'leit motiv'".

Por último, ha incidido en que para que la situación de la mujer mejore, sobre todo debe haber "voluntad política", y ha puesto como ejemplo la experiencia de España, donde hace unos años "una mujer iba a presentar una denuncia" por violencia de género y "no la atendían".

En este contexto, ha recordado que, en su discurso de investidura en 2004, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "enumeró las políticas de Estado" y entre ellas citó "la igualdad entre hombres y mujeres".

En el debate presidido por la secretaria de Estado en el Real Jardín Botánico de Madrid, titulado 'Un nuevo liderazgo político con mirada de mujer para una nueva América Latina', participaron varias mujeres representativas del ámbito político, social, económico y cultural de distintos países latinoamericanos.

PAPEL DE LAS MUJERES

La presidenta del Partido por la Democracia (Chile), Carolina Tohá, ha opinado que, en el mundo de la política, las mujeres pueden ofrecer "creatividad" y "frescura" a una ciudadanía que es "mucho más exigente" que antes.

Para la fundadora de Centro de Mujeres Afrocostarricenses, Épsy Campbell, ex candidata a la vicepresidencia de Costa Rica, las mujeres pueden encarnar un liderazgo que dé importancia al "servicio" y al "bien común", que acabe con el "clientelismo" y promueva la "rendición de cuentas".

Por su parte, la venezolana Margarita López Maya, investigadora del Centro de Estudios del Desarroollo (CENDES), ha asegurado que la aportación de las mujeres en la política en países "muy polarizados", como Venezuela, puede ser su mayor "sensibilidad" hacia "iniciativas de diálogo y tolerancia". No obstante, ha advertido de que hay muchas mujeres en puestos de responsabilidad política en Latinoamérica que "no tienen conciencia de género".

En opinión de Roxana Baldetti, diputada del Partido Patriota (Guatemala), las mujeres son "soñadoras" y luchan por "hacer sus sueños realidad", además de ser "multifacéticas" y "apasionadas" en lo que hacen. "Si los Estados invierten en la mujer, habrá mejores países", ha dicho.

Asimismo, María Paula Romo, asambleísta nacional de Alianza País (Ecuador), ha declarado que "la situación de la mujer en Latinoamérica es mejor que nunca" pero eso "no significa que se hayan resuelto todos los problemas".

Como ejemplos, ha mencionado que en su país cuatro de cada diez adolescentes están embarazadas o ya son madres y que la mitad de las mujeres latinoamericanas están "en riesgo" en sus hogares. La diputada argentina Gabriela Michetti, de Propuesta Republicana (PRO), ha coincidido con Soraya Rodríguez en que para solucionar este tipo de problemas y lograr una "transformación profunda" es imprescindible la acción política.

Otras intervinientes señalaron los avances que se han hecho en sus respectivos países, como en Bolivia, donde se han establecido cuotas para las mujeres en algunos cargos del poder judicial y en el poder legislativo, según ha recordado Gabriela Montaño, senadora del Movimiento al Socialismo (MAS) para Santa Cruz.

Por su lado, la congresista de APRA Nidia Vilchez --ex ministra de la Mujer y Desarrollo Social--, ha destacado que en Perú, con el gobierno del presidente Alan García ha habido por primera vez mujeres ministras.