Actualizado 23/03/2013 11:13 CET

UPyD pide que los discapacitados autónomos que tributen por módulos tengan una reducción superior al 5% actual

Persona con discapacidad en su puesto de trabajo
LA CAIXA/EUROPA PRESS

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

UPyD ha registrado una iniciativa en el Congreso para que las personas con discapacidad que sean autónomas y decidan montar un nuevo negocio, al tributar por módulos tengan una reducción que sea superior a la actual 5 por ciento sobre los rendimientos netos.

Para hacer esta petición UPyD se remite a una de las reivindicaciones del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), que plantea que la reducción del 5 por ciento del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva (tributación por módulos), previsto para 2013, se incremente al 8 por ciento en el caso en que los contribuyentes sean personas con discapacidad en un grado igual o superior al 33 por ciento.

"Pese a la situación de grave crisis y con el fin de incrementar las tasas de autoempleo entre el colectivo de las personas con discapacidad, las medidas que plantea contribuirán a mejorar la integración sociolaboral de las personas con discapacidad, con el objetivo de que consigan una autonomía plena", sostiene UPyD.

De hecho, argumenta que esta pretensión es "más que legítima", toda vez que ese porcentaje que se reduce obedece a los gastos de difícil justificación que, en el caso de las personas con discapacidad es muy superior al resto de los contribuyentes autoempleados.

INCREMENTAR EL EMPLEO ENTRE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

En concreto, explica que esta propuesta se dirige a incrementar la tasa de empleo para personas con discapacidad, y está en sintonía con las reducciones incrementadas para los supuestos de personas con discapacidad ya previstas en la Ley del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas, en el caso de obtención de rendimiento del trabajo, o en el caso de obtención de rendimientos provenientes del ejercicio de actividades económicas.

"Se trata de reducir las distancias de competitividad entre aquellas personas con discapacidad titulares únicos de la actividad económica frente al resto de empresarios o profesionales autónomos", añade.

A juicio de la formación magenta, el empleo de las personas con discapacidad es el "pilar básico" para su completa integración en la sociedad, reduciendo "considerablemente" los costes asistenciales y sociales.

En términos de economía efectiva, dice que esta medida supone un "ahorro presupuestario manifiesto", en lugar de una merma en la recaudación, aparte de un mandato constitucional.

Por otro lado, indica que la autopromoción de empleo contribuye a la conciliación de la vida laboral y familiar, fomentando la productividad laboral del resto de los integrantes del entorno y el desarrollo y convivencia de la persona con discapacidad con el resto de la sociedad.

En época de crisis como la actual, UPyD cree que debe ser objetivo prioritario la creación de empleo real, mediante el fomento de la contratación y del alta en la Seguridad Social de las personas que realizan trabajos. "Una fórmula que se ha demostrado muy útil es el fomento del autoempleo", según puntualiza.

Por todo ello, la formación magenta plantea en el Congreso de los Diputados que, en el plazo de seis meses, se presente a las Cortes un proyecto de Ley de medidas fiscales con el fin de incentivar el autoempleo de las personas con discapacidad, incluyendo específicamente un incremento en la reducción del 5 por ciento del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva para el caso en que el titular de la actividad sea además una persona física con discapacidad.