Publicado 05/07/2018 13:45CET

Entidades de Iglesia ven "inaceptable" la propuesta de centros cerrados para migrantes financiados con fondos europeos

Ropa de migrantes colgada en una valla
MATTHIEU ALEXANDRE/CARITAS INTERNATIONALIS

   MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Las entidades de Iglesia que conforman la Red Migrantes con Derechos, Cáritas, Confer, Justicia y Paz y la Comisión Episcopal de Migraciones, consideran "inaceptable" la propuesta de centros cerrados para migrantes financiados con fondos europeos y piden al Gobierno que, más allá de "gestos" como acoger en sus puertos a barcos como el Aquarius o el de Open Arms, impulse una política migratoria "más humana".

   "La propuesta de externalizar los procesos de solicitud de asilo en centros cerrados de migrantes financiados con dinero de la Unión es inaceptable. Es una manera de evadir responsabilidades internacionales al igual que lo es el acuerdo de que la asunción de cuotas de reubicación y reasentamiento se deje a la voluntad de los Estados miembros", han precisado.

   Así lo han indicado después de conocer las conclusiones en materia de migraciones y protección internacional alcanzados en el Consejo Europeo celebrado los pasados días 28 y 29 de junio, unos acuerdos sobre los que han manifestado su "rechazo" porque convierten a la Unión Europea en "excluyente e insensible" con los migrantes.

   "Nos preocupa que los únicos acuerdos que se alcanzan en materia de migración y asilo sean aquellos que conducen a hacer más insoportable el tránsito de personas hacia el territorio de la Unión con el coste en vidas humanas que ello conlleva", subrayan.

   Además, critican la "imagen irresponsable y estigmatizadora que determinados líderes políticos y medios de comunicación están ofreciendo a la sociedad al presentar como peligrosas y desestabilizadoras" a las personas migrantes que huyen de conflictos y situaciones que amenazan su vida.

   Estas actitudes, según advierten, "no sirven más que para provocar miedo y allanan el terreno a la peor tradición racista que ha llevado a Europa a vivir episodios muy oscuros de su historia todavía recientes en la memoria".

   "La llegada al poder de gobiernos de carácter xenófobo en países de larga tradición democrática es una señal de alarma que necesita una reacción pública de los líderes y gobiernos europeos pero también de una ciudadanía sensible y solidaria como la europea", añaden.

   En este contexto, las entidades apuestan por "la recuperación de los acuerdos de Dublín como referencia y su actualización para hacer la recepción y la acogida de migrantes de manera más humana" y reclaman al Ejecutivo español que, además del "gesto positivo" de dar permiso a desembarcar a buques que han rescatado migrantes en el Mediterráneo, "demuestre con hechos que es posible otra política migratoria más humana" impulsando procesos de integración.

   Asimismo, la red Migrantes con Derechos hace un llamamiento a la ciudadanía para "que no asuma de modo pasivo e indiferente gestos y declaraciones egoístas e irresponsables que contribuyen día a día a minar el sustrato democrático de una Unión Europea que debería ser referente en materia de Derechos Humanos"; y citan al Papa Francisco para invitar a acoger a "los hermanos y hermanas inmigrantes y refugiados con los brazos bien abiertos".

Para leer más