Actualizado 26/06/2018 11:55 CET

El Gobierno niega que el aumento de pateras sea consecuencia del 'Aquarius'

Menores rescatados de una patera
SALVAMENTO MARÍTIMO/ ARCHIVO

   MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha negado que el aumento de llegada de pateras a las costas españolas tenga que ver con la acogida del 'Aquarius' por el Gobierno español y ha dicho que ahora es la zona del Mediterráneo occidental la que "sufre" el empuje de la inmigración.

   En una entrevista con Telecinco, recogida por Europa Press, el titular de Interior ha subrayado que la acogida de los 629 migrantes del buque de la ONG SOS Mediterranee "fue una llamada de atención de España a la Unión Europea".

   Grande-Marlaska ha explicado que hace cuatro años la zona de llegada de pateras principal era el Mediterráneo oriental --Turquía--, pero que esta fue sustituida por el Mediterráneo central --desde Libia hasta Italia-- y que, en la actualidad, el área en la que se concentran las embarcaciones es la occidental (España).

   "Hay que actuar en origen", ha subrayado el ministro del Interior, que ha insistido en que las políticas que se adopten tienen que salir de la Unión Europea. Asimismo, ha advertido de que los países del norte de Europa no pueden quedarse al margen de estas decisiones porque las personas que entran por la frontera sur no se quedan en España.

   "Tiene que ser una preocupación de todos, tenemos que actuar en países de origen en políticas al desarrollo porque no hay un efecto llamada sino un efecto de huida. No seamos hipócritas, hay que hacer una política al desarrollo en colaboración con los países de origen y de tránsito, no imponiéndola", ha insistido.

   Sobre su intención de retirar las concertinas --alambres con cuchillas-- de las vallas de Ceuta y Melilla, Grande-Marlaska ha indicado que esto "no implica abrir las puertas" a la inmigración ilegal, sino "buscar otros medios" que impliquen el control de las fronteras y el respeto de los derechos humanos. "Seguridad y humanidad", ha aseverado.

   También ha dicho que Ceuta y Melilla no son solo frontera de España y de la Unión Europea sino también de Marruecos. En este sentido, ha recordado que el próximo jueves se reunirá con las autoridades marroquíes para establecer "criterios razonables de protección y seguridad menos cruentos que las concertinas".

   En cuanto a la instalación de centros de internamiento de extranjeros dentro de la Unión Europea, un propuesta que respalda el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homólogo francés, Emmnuele Macron, el ministro del Interior ha explicado que se trataría de una posibilidad en la que se respetarían los derechos humanos y que contaría con la intervención de personal de ACNUR.

Para leer más