Actualizado 07/11/2007 21:03 CET

Grupos de la oposición lamentan la tragedia migratoria de Mauritania y piden al Gobierno que recabe apoyos de la UE

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Grupos de la oposición en el Congreso de los Diputados lamentaron hoy el naufragio de un cayuco y la muerte de medio centenar de inmigrantes en aguas del Atlántico y reclamaron al Gobierno que recabe apoyo por parte de la Unión Europea para evitar que se reproduzcan este tipo de tragedias.

El Grupo Parlamentario Popular en el Congreso registró hoy una batería de preguntas por escrito dirigidas al Gobierno en las que se interesa por el nivel de cumplimiento del Plan África y las políticas dirigidas a prevenir desastres humanitarios como el ocurrido en las costas mauritanas, según informó a Europa Press el portavoz en materia Migratoria, Miguel Barrachina.

En la misma línea, el portavoz de CiU en el Congreso, Carles Campuzano, advirtió de que "España tiene una responsabilidad" ya que, en su opinión, "la política para abordar la gestión de flujos migratorios no está funcionando".

En este sentido, señaló la necesidad de "redoblar los esfuerzos" para lograr el apoyo de la Unión Europea, ofrecer una respuesta a los países de origen en materia de inversiones en desarrollo y "consolidar" el operativo Frontex en la Unión Europea.

Por su parte, el portavoz de IU-ICV en la materia, Joan Herrera, señaló que "de una vez por todas, el Gobierno debe establecer un cauce legal de entrada de inmigrantes procedentes del África subasahariana". Herrera cree que "impermealizar las fronteras no lleva a nada".

Para la vocal de Inmigración de Coalición Canaria, Ana Oramas, este es "un verdadero drama humanitario" que "hay que intentar evitar", porque el año pasado murieron "unas 6.000 personas" y en 2007 "las organizaciones calculan que 3.000" han perdido la vida intentando alcanzar las costas españolas.

Oramas denunció que, frente a esta realidad, "ni España está haciendo los esfuerzos diplomáticos en Europa para una política potente que conciencie sobre la frontera sur (...) ni se identifica a España como un líder en el ámbito africano" porque "Zapatero sigue yendo a la cola".

Por último, el portavoz del PNV, Emilio Olabarría incidió en el "deama humano" del problema de la inmigración y reconoció que "la solución no es fácil ni mágica" y pasa por un compromiso de toda la comunidad internacional para "evitar el expólio" de los países más pobres y comprometer "el 0,7% del PIB" a las ayudas al desarrollo.

Asimismo, declaró a Europa Press que hace falta "más ayuda" porque "la estructura del Fróntex se está debilitando" porque, en su opinión, sólo es "un parche" ya que mientras se firman convenios con países cercanos para "dificultar la llegada de inmigrantes" éstos eligen puntos de partida cada vez más alejados del destino.