Save The Children pide acabar con la "lotería" de los barcos de rescate: "¿Dónde irán? ¿Quién les ofrecerá acogida?"

Publicado 22/08/2019 18:46:00CET
MSF y SOS Mediterranée vuelven al mar con el 'Ocean Viking'
MSF y SOS Mediterranée vuelven al mar con el 'Ocean Viking'SOS MEDITERRANÉE / ANTHONY JEAN - Archivo

   MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Save The Children ha mostrado su preocupación por la situación del Ocean Viking, que lleva doce días a la deriva con 356 personas a bordo, 103 de ellos menores y 92 de ellos no acompañados, y ha pedido a la Unión Europea un mecanismo previsible de rescate en el mar y reparto de migrantes entre los estados para acabar con esta especie de "juego de la lotería" en la que cada vez que un barco rescata no se sabe dónde irán o quién les acogerá.

   "En este momento, con cada barco reaccionamos de manera distinta, cada vez que hay un barco que rescata a gente es un poco el juego de la lotería: ¿Dónde irán? ¿Quién les ofrecerá acogida y quién no? Con lo cual, creemos que debería haber una asunción de responsabilidad y adoptar un mecanismo a nivel europeo previsible, basado en los DDHH y en el derecho internacional de la mar", ha indicado a Europa Press la experta en infancia en movimiento de Save The Children, Jennifer Zuppiroli.

   Aunque los migrantes del Open Arms, que estuvieron 19 días a la deriva, ya han sido desembarcados en Lampedusa, el buque del Ocean Viking, fletado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, sigue a la espera de puerto seguro y ya acumula doce días a la deriva con 356 migrantes a bordo.

   "Estamos muy preocupados por que no se haya dado una respuesta a la situación del Ocean Viking, en el que hay 103 niños, 92 de ellos no acompañados, sin referentes familiares, en total incomunicación, en un barco sin poder avisar a nadie, con la implicación que esto tiene para ellos", ha precisado Jennifer Zuppiroli. "Hay que desembarcarlos inmediatamente", ha reclamado.

   Según ha recordado, cuando el año pasado estuvieron trabajando en la acogida del Aquarius comprobaron el "impacto vital" que tiene en los niños estar "retenidos en un barco tanto tiempo sin saber dónde van a ser desembarcados". A esto se suma el hecho de haber pasado por Libia, como es este caso, donde han sufrido situaciones "absolutamente horrorosas violaciones, torturas".

   "Prolongar esa sensación del niño de estar a merced de adultos sin que tengan ningún tipo de poder sobre la situación en la que están es como revictimizarles", ha advertido Zuppiroli, al tiempo que ha enumerado algunas consecuencias como "fuertes crisis de ansiedad" o la dificultad para recuperar la normalidad una vez que desembarcan.

   Para la experta en infancia en movimiento de Save The Children, los bloqueos que se han producido estas últimas semanas son "muy representativos" de la "falta de ese mecanismo compartido formal de búsqueda, rescate en el Mediterráneo y sucesivo reparto de la responsabilidad de los estados". "Que todas las veces tengamos que empezar otra vez las negociaciones, que los jueces italianos tengan que ver caso por caso, no es sostenible", ha subrayado.

   Sobre la acogida de los menores al llegar a puerto, desde Save The Children también piden protocolos "con enfoque de infancia" y, en concreto, procedimientos de determinación de la edad "con las garantías adecuadas". Según ha indicado Zuppiroli, en este sentido, en Italia tienen mayores garantías pues una ley introdujo un método multidisciplinar y holístico, no solo basado en pruebas radiológicas.

Contador