Publicado 09/02/2022 13:03

Vox defiende en el Congreso suspender visados a magrebíes y restringir el acceso a la nacionalidad española

Archivo - El líder de Vox, Santiago Abascal, en el Congreso
Archivo - El líder de Vox, Santiago Abascal, en el Congreso - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Quiere imponer una prueba de castellano y exigir conocimientos de la historia de España para obtener la nacionalidad

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Vox llevará al Pleno del Congreso del próximo martes, 15 de febrero, dos iniciativas relacionadas con la inmigración, una proposición no de ley con la que insta al Gobierno a suspender la concesión de visados a ciudadanos de países "emisores de inmigración ilegal" como "Marruecos, Argelia, Túnez y Mauritania", y una reforma del Código Civil para restringir el acceso a la nacionalidad española, y la segunda

Según explican los de Santiago Abascal en su proposición de ley sobre el acceso a la nacionalidad, su objetivo es llegar a tener una legislación similar a otros países europeos como Francia, Alemania o Italia que, a su juicio, reclaman "unos requisitos mucho más objetivos y estrictos" que los de España en esta materia.

La ley actual establece un plazo general de residencia en España de diez años para la obtención de la nacionalidad, un plazo reducido de cinco años para quienes hayan obtenido la condición de refugiado y de dos años cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos o de aquellos que hayan tenido o tengan una particular vinculación con España. Además, prevé un plazo excepcional de un año de residencia para otros supuestos, como el hecho de contraer matrimonio con español o española.

MÁS AÑOS DE RESIDENCIA PARA OPTAR A LA NACIONALIDAD

La reforma propuesta por Vox defiende elevar a 15 años ese plazo general de residencia legal y continuada para la concesión de la nacionalidad española y mantiene los plazos reducidos para quienes han adquirido legalmente la condición de refugiado y cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal o de sefardíes; aunque también aumenta los plazos de los restantes supuestos específicos.

Además, todo aquel que quiera adquirir la nacionalidad por residencia deberá acreditar el conocimiento del idioma mediante un certificado oficial de idiomas, acreditando un suficiente conocimiento y manejo de la lengua española, y superar también una prueba escrita de conocimientos constitucionales, históricos y culturales de España.

En segundo lugar, con el fin de formalizar la renuncia de su anterior nacionalidad, la propuesta de Vox quiere que el adquirente deba presentar un documento público expedido por las autoridades de su país de origen que certifique la pérdida de su anterior nacionalidad (excepto los naturales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal y los sefardíes originarios de España).

Vox ha explicado que su objetivo es acabar "con las prácticas fraudulentas" que asegura que se dan para la adquisición de la nacionalidad y acabar con procedimientos que no acreditan un suficiente grado de integración. "En definitiva, se persigue reforzar la condición de ser español y garantizar que la nacionalidad española acredita un vínculo de lealtad y de compromiso histórico con el pasado, el presente y el futuro de la nación española", justifica en el texto de la proposición de ley.

PÉRDIDA DE NACIONALIDAD POR CONDENA

En cuanto a las causas de pérdida de nacionalidad, Vox introduce un nuevo supuesto de pérdida de la nacionalidad por sanción para aquellos extranjeros naturalizados que, ostentando doble nacionalidad (nacionalidad española y otra extranjera), hayan sido condenados en sentencia firme por la comisión de delitos contra la Constitución, contra el orden público, de traición y contra la paz o la independencia del Estado y relativos a la Defensa Nacional y contra la comunidad internacional.

También prohíbe expresamente la posibilidad de recuperar la nacionalidad española en los casos de pérdida por sentencia firme condenatoria por la comisión de los mismos delitos.

En cuanto a la adquisición de nacionalidad española por carta de naturaleza, la propuesta de Vox quiere que se establezcan unos requisitos "objetivos e inequívocos" para la concesión, limitando el margen discrecional del Gobierno.

RESTRICCIÓN DE VISADOS

Por otra parte, los de Santiago Abascal llevan también a debate al próximo Pleno del Congreso una proposición no de ley que tiene como objeto, según explican en el texto recogido por Europa Press, frenar la "invasión migratoria" a España.

Lo que Vox pide al Gobierno con esta propuesta es "suspender la expedición o concesión de visados de entrada en España a todos los ciudadanos de países emisores de inmigración ilegal como Marruecos, Argelia, Túnez y Mauritania, en tanto en cuanto estos países no readmitan en sus fronteras a todos los inmigrantes ilegales devueltos por España".

A su juicio, es "palmario que las autoridades" de los países mencionados "detectan los momentos de debilidad de España para relajar los controles migratorios acordados y financiados" para que el país "ceda a las pretensiones que estos Estados tengan".

Así, les acusan de incumplir "sus obligaciones y responsabilidades" en el control de los flujos migratorios ilegales. "No solo no evitando que los inmigrantes ilegales salgan de sus costas en dirección a España como medida de extorsión para que nuestro país los siga proveyendo de fondos y recursos, sino también a la hora de no reconocer y aceptar la devolución de sus propios nacionales cuando estos son identificados y se ha acordado su expulsión de España por su situación de ilegalidad", denuncia Vox.