Actualizado 28/06/2007 17:57 CET

Un centenar de sordos despiden a Zapatero y a De La Vega agitando las palmas de sus manos en señal de agradecimiento

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de un centenar de personas sordas despidieron hoy al jefe del Ejecutivo y a la vicepresidenta del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y Maria Teresa Fernández de la Vega, con una ovación y agitando las palmas de sus manos, en señal de agradecimiento, tras la aprobación por el Congreso de los Diputados del proyecto de Ley por el que se reconocen las lenguas de signos.

Cuando Zapatero y De la Vega abandonaron el palacio de las cortes tras participar en la votación del proyecto, decenas de personas aguardaban en la Carrera de San Jerónimo mostrando sus palmas en alto y agitando las manos, un gesto que en la lengua de signos supone una expresión de aplauso y alegría.

De esta manera despidieron a Zapatero cuando abandonó el Congreso en su coche oficial. De la Vega, por su parte, salió del palacio a pie y cruzó la calle para despedirse personalmente de todos ellos e intercambiarse besos y abrazos.

Las personas sordas portaban pancartas con el lema 'ya era hora' en referencia a los dos años transcurridos, desde que el Consejo de Ministros envió al Congreso el proyecto de Ley para su tramitación parlamentaria.